Crisis en la Baja Edad Media

Conoce las razones que causaron el descenso de la población a fines de la Edad Media y que terminaron por provocar un cambio en la organización social y económica de la época. 


A fines de la Edad Media se generalizó una crisis social, política y económica derivada de una serie de factores, tales como, el estancamiento de la economía y la agricultura, los conflictos sociales y políticos, la hambruna, entre otros, que causaron estragos en la sociedad de la época. La consecuencia principal fue un descenso drástico de la población.

Inestabilidad económica y social durante la Baja Edad Media:

Durante la Edad Media la principal actividad económica era la agricultura. Desde el principio, hubo gran desarrollo en esta área que se debió, en gran medida, a la alta cantidad de personas que vivían en el campo, así como también, al aumento de las temperaturas en Europa que se mantuvieron entre los siglos X y XIV, y que promovieron la bonanza y las buenas cosechas de la Alta Edad Media.

A partir del siglo XIV, se produce un cambio climático, período conocido como la Pequeña Edad de Hielo y que perduró hasta el siglo XVI, esto provocó la disminución en las temperaturas de forma generalizada en Europa. A nivel agrícola causó malas cosechas y en la ganadería provocó masivas muertes de animales.

Las altas cantidades de habitantes dedicados a la agricultura, con el fin de generar elevados niveles de producción, comenzaron a agotar los suelos. Los métodos que se utilizaban para trabajar la tierra eran altamente nocivos. La disminución en la producción provocó una serie de consecuencias, entre ellas, la carestía de alimentos y el estancamiento de la economía medieval. Se generó una hambruna generalizada debido a la escasez de alimentos, y la economía, al tener poca estabilidad, generó una alta variación en los salarios, lo que gatilló una serie de conflictos sociales como violentas revueltas y alzamientos populares.

Asimismo, la gente de la época contaba con pocos hábitos higiénicos, lo que sumado al hambre generalizado, provocó el ambiente ideal para la propagación de enfermedades contagiosas. Una de las más relevantes del siglo XIV fue la Peste Negra, la cual había sido inicialmente traída desde Oriente y expandida rápidamente por toda Europa. Esta enfermedad fue una las causas más relevantes de la alta mortandad en este período, generando una terrible epidemia que se llevó muchas vidas humanas y que rebrotó a lo largo del siglo XIV en variadas ocasiones.

Inestabilidad política y guerras a finales de la Baja Edad Media

Otro motivo de las inestabilidad de la época fue el agravamiento del conflicto nobleza – monarquía. Los nobles, ante el fortalecimiento de las monarquías, se sintieron vulnerados en sus derechos y ambiciones, los cuales, durante la Edad Media habían sido casi ilimitados. Esto profundizó las diferencias, generando un gran conflicto que influyó en el ambiente de tensión política y de enfrentamientos.

Las guerras también fueron un motivo que influenciaron la inestabilidad y los altos índices de mortandad. Una de las más importantes fue la Guerra de los 100 años, que enfrentó a Francia e Inglaterra y que finalizó en 1453. Esta guerra impactó profundamente la sociedad medieval francesa e inglesa, al generar grandes pérdidas humanas y económicas.

Razones de la inestabilidad política, social y económica durante la Baja Edad Media:

  • Cambio climático que afectó la producción en la agricultura.
  • Agotamiento de los suelos agrícolas y disminución de los alimentos.
  • Transmisión masiva de la Peste Negra.
  • Conflictos sociales y políticos.