Organización económica del valle del Indo

La principal actividad económica de este pueblo fue la agricultura y esta dependía del comportamiento de los ríos que riegan la región.


La llanura del Indo era rica y fértil y podía alimentar a millones de habitantes, pero en época de sequía se producían enormes hambrunas en la zona. Por ello el acopio de cereales era una de las labores más importantes que debían realizar las autoridades.

Para aprovechar las crecidas de los ríos, los habitantes del valle construyeron canales de regadío que eran controlados por los príncipes locales.

La ganadería no alcanzó gran desarrollo debido a que las variadas religiones hinduistas no permitían el consumo de carne, y ello implicó que gran parte de la población tuviera una dieta vegetariana. Esta situación incrementaba la dependencia de los ríos y del rendimiento de la tierra.

Por el contrario, las actividades comerciales fueron ampliamente desarrolladas por los indios; poseían marfil, madera, tejidos de algodón, joyas y especias que intercambiaban por productos que escaseaban en el valle del Indo. Desde las tierras que hoy ocupan los estados de Irán y Afganistán, los indios exportaban estaño que luego ocupaban para fundir bronce.

Además desarrollaron el comercio marítimo desde ciudades con puertos ubicadas en la zona occidental; y desde allí lograron establecer contactos con Mesopotamia.