Organización Social de la Civilización China
163

Print Friendly

La principal característica de la estructura social de la civilización china fue la existencia de una marcada estratificación y su estricto respeto por las jerarquías.

En la cúspide de la escala social china se hallaba el emperador, al que se consideraba de origen divino y se creía que había recibido su poder por virtud o mandato de los dioses.

Luego del emperador se ubicaba la aristocracia nobiliaria que formaba la corte del emperador. La aristocracia estaba compuesta por grandes terratenientes y por caudillos militares que ocupaban importantes cargos en el ejército.

En el tercer nivel de la estructura social se encontraban los mandarines, o funcionarios de confianza del imperio. Entre ellos había gobernadores, jueces, funcionarios policiales, recaudadores de impuestos, supervisores de las labores agrícolas. Los mandarines se ocupaban de vigilar la producción agrícola y el buen funcionamiento de los canales de regadío y de los embalses de agua.

Más abajo venían los campesinos, quienes trabajaban los campos de los grandes terratenientes en condición de arrendatarios. Los campesinos constituían la mayor parte de la población china y también existían siervos que se empleaban en los trabajos agrícolas.

En el último escalafón de la escala social estaban los esclavos, quienes eran prisioneros de guerra y también hombres que había perdido su libertad por deudas.