Post Guerra: Minorías que demandan sus derechos

Conoce el contexto en el que ciertos grupos sociales demandan igualdad de derechos e integración a la sociedad civil.


Minorías en el Siglo XX

En el plano social, una minoría es un grupo numéricamente menor; no obstante también puede tratarse de un grupo excluido de los círculos de poder o discriminado por otros que concentran mayores derechos o beneficios.

En el comienzo del Siglo XX, se consideraban minorías a los grupos nacionales que no se sentían representados dentro de las fronteras territoriales en las que se hallaban. Sus demandas e insatisfacciones jugaron un papel decisivo en el estallido de la Primera Guerra Mundial y su situación continuó irresoluta aún después del término de la Segunda Guerra. Se trataba de grupos que buscaban emanciparse del país o imperio en el que eran una minoría y deseaban obtener mayor representación de sus intereses por distintas vías, donde la formación de nuevos países y estados parecía ser el objetivo implícito. Este fenómeno se observó principalmente en Europa.

Concluida la Segunda Guerra Mundial, hacia la mitad del siglo, se observa la emergencia de otro tipo de minorías con alcances más globales. Esta vez eran grupos que exigían reconocimiento e inclusión dentro de la sociedad y del país o estado en el que vivían. Se trataba de una lucha por la igualdad de derechos y el fin de la discriminación.

Post guerra: Minorías Exigen Igualdad de Derechos

Afrodescendientes en Estados Unidos

Uno de los grupos minoritarios que exigió igualdad civil dentro del país en el que vivían fueron los afrodescendientes estadounidenses. Aún abolida la esclavitud (en 1865), habían afrontado casi un siglo de discriminación y malos tratos. Para 1955, luego de que Rose Park fuera enjuiciada y sentenciada por negarse a ceder el asiento a un ciudadano blanco en un autobús, comenzó el llamado Boicot de Autobuses de Montgomery, manifestación pacífica que se extendió por más de un año hasta lograr que se acabara la segregación racial en esa localidad. Con este acontecimiento se considera que empieza el Movimiento de los Derechos Civiles en Estados Unidos el que se caracterizó por tomar acción directa pero no-violenta; la toma de edificios, los boicots y otras manifestaciones guiaron el movimiento. Exigían igualdad de derechos civiles, derecho a voto, integración en la educación, trabajo justo y vivienda decente.

Surgieron importantes líderes entre los cuales Martin Luther King Jr. resultó el más icónico. El 6 de agosto de 1963 pronunció uno de los discursos más famosos de la historia que coronó la multitudinaria Segunda Marcha sobre Washington por el empleo y la libertad donde 200.000 asistentes se reunieron frente al monumento Lincon Memorial.

La mayoría de las manifestaciones eran reprimidas agresivamente por la policía y otras asociaciones racistas como el Ku Klux Klan. Muchas de esas represalias acabaron en asesinatos como el del mismo Luther King en 1968.

Movimientos Feministas

Aun cuando se había conseguido el derecho a voto, las mujeres y los movimientos feministas continuaron denunciando la discriminación y prácticas sexistas por todo el mundo. Con gran fuerza para la década de 1960, a los derechos ganados constitucionalmente se sumaron las reclamaciones por la igualdad de puesta en práctica. Sin embargo, se puede identificar en este periodo el inicio de una Segunda Ola Feminista, caracterizado por exigencias de equidad laboral, económica, familiar y sexual, donde el derecho a la reproducción fue un tema crucial.

Entre sus exponentes intelectuales se encontraron la francesa Simone de Beauvoir autora del libro El Segundo Sexo, la estadounidense Betty Friedan que publicó La Mística Femenina y la judío-canadiense Shulamith Firestone con La Dialéctica del Sexo

Minorías Sexuales

Después de la Segunda Guerra Mundial, la moralidad sexual se relajó en el general de la población y que permitió que se trataran temas antes considerados tabú. Con esto, los movimientos de minorías sexuales se hicieron más visibles y hallaron respaldo en investigaciones como la de Alfred Kinsey, “El Comportamiento Sexual del Hombre”, que reveló que la homosexualidad era una tendencia menos marginal de lo que se pensaba, o el estudio de Evelyn Hooker que sirvió de base para reclasificar la homosexual fuera de los problemas psiquiátricos. Con todo, las exigencias de las minorías sexuales recién comenzaban a abrirse puertas en el mundo.