Problemas demográficos actuales

Conoce las principales problemáticas asociadas a la distribución demográfica mundial en la actualidad.


El crecimiento de la población ha ido en constante aumento, esto genera nuevas problemáticas asociadas a la distribución y conservación de recursos. Por otro lado, la desigualdad socioeconómica y política entre los distintos países motiva movimientos de población en busca de mejores oportunidad de vida.

Distribución desigual de los recursos

Después de la Segunda Guerra Mundial, la densidad poblacional del mundo ha crecido exponencialmente.  Esto ha planteado un desafío en la distribución de las riquezas y la explotación de los recursos naturales destinados a satisfacer las necesidades de los habitantes.

La dinámica de la economía mundial establece países desarrollados, quienes concentran las riquezas del mundo y la oferta de mejores servicios y los países subdesarrollados, los cuales luchan contra las problemáticas sociales asociados a la escasez de los recursos y la carencia de servicios.

Los países desarrollados como Estados Unidos consumen la mayor parte de los recursos no renovables. Los grandes volúmenes de población están agotando estos recursos generando una escasez de alimentos, agotamiento de los recursos marítimos, la deforestación de los bosques, entre otros.

Estos problemas se agudizan debido al incesante crecimiento de la población, sobre todo en países subdesarrollados, que no dan abasto en la satisfacción de necesidades de sus habitantes, generando grandes focos de pobreza y miseria.

Distribución de la población en países desarrollados y subdesarrollados

La explosión demográfica en los países subdesarrollados se debe a la disminución de la mortalidad, situación favorecida por los avances tecnológicos, médicos e higiénicos.

En los países desarrollados se da una transición demográfica en donde muchas tasas de natalidad se encuentran estancadas. En este caso, las tecnologías, la medicina y la educación han permitido cambiar los hábitos reproductivos de los habitantes. Al disminuir la natalidad, la población está envejeciéndose y las tecnologías, también en este caso, favorecen el control de la mortalidad.

Migraciones

Los movimientos de población a lo largo de la historia han sido fundamentales para el asentamiento de grandes civilizaciones, ya que ellos sirven para distribuir la población en determinados territorios. En el mundo contemporáneo, estos movimientos se ven facilitados por las comunicaciones, el acceso a medios de transporte y la conectividad entre territorios.

En la actualidad, las motivaciones que promueven la migración de la población desde determinadas regiones hacia otras, se debe, en primera instancia, a la desigualdad mundial en donde ciertos países resultan ser focos atractivos por su estabilidad política y bienestar económico. Estas migraciones no se dan sólo entre países, sino también al interior de los mismos, donde al igual que en el exterior, se reproducen desigualdades.

Emigración

La emigración desde determinadas regiones se da por razones económicas que es, fundamentalmente, condicionada por la carencia de oportunidades laborales o educativas y por razones políticas asociados a guerras y conflictos internos producto de la inestabilidad social.

En las zonas de origen, la mano de obra se envejece y esto afecta el sistema económico de estos países debido a la emigración de jóvenes económicamente activos. Las tasas de natalidad también se ven afectadas.

Inmigración

Las poblaciones que reciben la población que migra aumentan la oferta de mano de obra y la cantidad de personas que requieren de servicios básicos (vivienda, salud, educación, etc.). Esto genera un problema para estos países que a veces no son capaces de dar abasto a las necesidades. Esto radica en situaciones de marginación y de exclusión social de los allegados.

A pesar de que los países receptores de inmigrantes se vuelven multiculturales debido a la amplitud de su diversidad cultural, es común ver situaciones de xenofobia y racismo las cuales se transforman en una verdadera problemática social.

Los problemas asociados a la inmigración han generado que ciertos países receptores tomen políticas restrictivas que tienden a cerrar las fronteras a inmigrantes. Lo anterior ha provocado el aumento de inmigrantes ilegales quienes deben contentarse con trabajos precarios en donde les vulneran sus derechos y en donde no cuentan con servicios sociales mínimos.