Revolución Francesa: influencias en el mundo.

Conoce el legado político de los ideales de la Revolución Francesa y sus proyecciones en el resto del mundo


Los ideales de la Revolución Francesa  trascendieron a lo largo de la historia de la humanidad como un legado ideológico que motivó la transformación del escenario político occidental.

Influencia en el mundo

Uno de los aspectos fundamentales de la Revolución Francesa fue el término de las monarquías absolutistas. Los nuevos ideales políticos aspiraban a posicionar a la república como un nuevo sistema de gobierno, criticando duramente los excesos e inequidades que se dieron bajo el Antiguo Régimen.

Los ideales ilustrados que se consolidaron durante este proceso revolucionario postularon la idea de que el sistema de gobierno debía estar compuesto por varios elementos esenciales. A través de ellos se manifiesta que:

  • Los derechos de las personas poseen un carácter inalienable. Entre ellos se reconoce la libertad, la igualdad ante la ley, la seguridad y el derecho a la felicidad.
  • La república debe constar de una constitución política. Esta carta fundamental debe dar cuenta de los deberes y derechos de los ciudadanos
  • Los poderes del estado (ejecutivo, legislativo y judicial) deben estar separados y ser independientes entre sí.
  • Debe existir una soberanía nacional en donde los gobernados elijan a sus gobernantes en forma periódica.

Los procesos revolucionarios de fines del siglo XVIII fueron un ejemplo para las revoluciones liberales del siglo XIX. Asimismo, sentaron las bases del concepto actual de democracia y participación ciudadana, desechando la primacía del concepto vasallo o súbdito.

Influencia en Latinoamérica

La invasión del ejército napoleónico en España consiguió tomar como rehén al rey Fernando VII. Napoleón en su reemplazo, designó a su hermano José Bonaparte como la cabeza de España. En América, al enterarse de los hechos ocurridos en Europa, decidieron tomar medidas respecto a este hecho. En varias de las colonias se llevaron a cabo juntas de gobierno en representación del rey que, al estar preso, no podía gobernar.

En las juntas de gobierno subyacen las ideas ilustradas. Estas ideas fueron transmitidas por algunos criollos intelectuales quienes, gracias al acceso a una educación privilegiada, lograron impregnarse del ideario francés. Las personas que podían cultivar estas ideas eran una minoría en América. La educación estaba en manos de la Iglesia, lo que limitaba el acceso a un sin número de nuevas propuestas intelectuales.

El ideario político de la Revolución Francesa empezó a florecer en las juntas de gobierno y rápidamente a expandirse, motivando un sentimiento independentista y de autodeterminación.

Con el tiempo, se consolidaron los ideales que tendieron a proponer una doctrina de la soberanía del pueblo por sobre la soberanía del monarca. Así como también, llegó con fuerza la idea del Estado Nación, en donde se postulaba conformar un gobierno representativo que ejerza el poder sobre un territorio identificado con una cultura en común.

Influencia en Chile

La influencia de Revolución Francesa se hace patente en Chile en variadas expresiones durante el proceso independentista y durante la organización y consolidación de la república. Entre ellas destacan la elaboración de símbolos patrios como muestra del incipiente sentimiento nacional y el posicionamiento de los ideales ilustrados que promovían los derechos y libertades individuales, la separación de los poderes del estado y la soberanía nacional.

Durante el siglo XIX, en Chile, las políticas públicas también estuvieron influenciadas por este ideario. Prueba de ello está en los avances respecto a la idea de enseñanza obligatoria y estatal, la creación de bancos estatales, la acuñación de la moneda nacional (1817) y la elaboración del Código Civil (1855).

En definitiva, la Revolución Francesa tiene un legado ideológico innegable que provocó:

  • El fin de la monarquía absoluta
  • El cambio en la concepción política de los habitantes de las naciones (de súbditos a ciudadanos)
  • Un incremento en la participación política de las personas
  • Los derechos de las personas adquirieron el carácter de naturales e inalienables
  • La relevancia de los valores ilustrados como la libertad, igualdad y soberanía
  • El triunfo de la república como sistema de organización política de los nuevos estados

La Revolución Francesa se transformó en una de las bases de los ideales republicanos y democráticos actuales y una fuente de inspiración de la Declaración de Derechos Humanos contemporánea.