Socialismo

Conoce las principales características del socialismo, corriente ideológica surgida en el siglo XIX.


El Socialismo nace como respuesta a las consecuencias sociales y económicas provocadas por el capitalismo industrial. El fundamento de esta ideología está conformado por las ideas de diversos pensadores del siglo XIX. Las ideas del Socialismo influencian diversos movimientos revolucionarios.

Origen

El Socialismo fue una corriente ideológica que surgió como respuesta al surgimiento y consolidación del capitalismo industrial. La modernización de las sociedades europeas trajo consigo cambios culturales, sociales y económicos que impactaron la vida cotidiana de las personas, experimentando una reorganización social que dio origen a la sociedad de clases.

La industrialización, la explosión demográfica y el auge de la vida urbana favorecieron el nacimiento del proletariado industrial quienes se fueron instalando en barrios ubicados en la periferia de las grandes ciudades.

Las terribles condiciones de vida experimentadas por la clase trabajadora dieron cuenta de una serie de problemáticas derivadas del reordenamiento social denominada Cuestión Social. Ante esta situación, diversos sectores de la sociedad manifiestan una postura crítica. En este contexto es que surgen las corrientes socialistas, las cuales se convertirían en fundamento de numerosos movimientos sociales del siglo XIX y XX.

Definición

El Socialismo surge como respuesta a las inequidades derivadas de la implantación del capitalismo industrial en la sociedad. Si bien el Socialismo experimenta numerosas variaciones con el correr de los siglos, la base en común es una fuerte crítica a la doctrina económica del capitalismo industrial y sus consecuencias negativas sobre la vida de las personas.

Socialismo Utópico

Las primeras expresiones del Socialismo manifestaron un afán reformista en donde no se buscaba eliminar el capitalismo sino más bien fiscalizar los impactos sobre la vida de la clase trabajadora. Hacia 1830, nacen diversos pensadores de lo que se denominaría el Socialismo Utópico, término acuñado por Louis Blanqui.

Los aspectos en común de los pensadores que formaron parte del Socialismo Utópico son:

  • Crítica a las consecuencias sociales del capitalismo
  • Planteamiento de una sociedad ideal en la que se pueda vivir en paz y armonía.
  • Oposición a las medidas violentas o de fuerza, promoviendo el pacifismo.
  • Primaba un afán filantrópico y solidario.

Entre los pensadores que más se destacan de ésta corriente del Socialismo encontramos a:

Charles Fourier: Filósofo francés que criticó la desfavorable situación en la que vivía la clase trabajadora. Teorizó respecto del ideal de sociedad basado en el principio de armonía a través de la creación de falansterios, comunidades que contaban con organización y distribución propia.

El conde de Saint Simon: Aristócrata, algunos lo consideran padre del socialismo francés. Crítico del Antiguo Régimen, propuso una tecnocracia regida por una elite intelectual que favoreciera el desarrollo de la producción.

Robert Owen: Político británico, fue dueño de una fábrica donde estableció medidas que apuntaron a mejorar la condición de vida de los trabajadores lo que produjo un aumento en la productividad. Su pensamiento político influyó en el cooperativismo.

Socialismo Científico

Rescatando la base crítica al capitalismo del socialismo utópico, el alemán Karl Marx crea una nueva corriente de socialismo en la cual manifiesta la necesidad de crear una sociedad en donde no exista la propiedad y no existan las clases sociales, para ello plantea la eliminación de la burguesía.

Las ideas del socialismo científico o marxismo son también desarrolladas por Federico Engels quien en 1847 escribe Los Principios del Comunismo. En el año 1848, tanto Engels como Marx escriben El Manifiesto Comunista.

El socialismo científico de Marx y Engels propone la lucha de clases como vía para obtener el derrocamiento de la burguesía y la obtención del poder por parte del proletariado. Esta propuesta difiere de los ideales reformistas propios del Socialismo Utópico. Las ideas del Socialismo Científico proliferaron y se expandieron rápidamente por todo el mundo, siendo principal influencia ideológica de la Revolución Rusa en 1917.