URSS, nueva forma de organización política, social y económica.

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se definió como un Estado Obrero. Este modelo se gestó a partir de la revolución bolchevique (1917) y se consolidó como tal en 1922, momento en el cuál se integraron más repúblicas rusas al modelo.


La URSS (1922)

La revolución Rusa de octubre de 1917 sentó las bases de un Estado obrero a partir de los soviets locales. Los soviets fueron asambleas que escogían sus propios delegados y los representantes escogían al Gobierno. A fin de cuentas ésta asamblea estaba constituida por delegaciones de obreros, campesinos y soldados.

Este sistema se definió en la Constitución de 1918, rigió para el territorio que dominaban los bolcheviques y se le denominó República Socialista Federativa de los Soviets de Rusia (RSFSR). Los soviets en las zonas urbanas funcionaron dentro del partido de los trabajadores y escogían a sus miembros dentro de los militantes. En cambio, en las zonas rurales, se procedió a agruparlos en aldeas y comarcas. De este modo, los soviets de las aldeas elegían representantes para un soviet provincial. Así se escogieron delegados de las zonas rurales y urbanas para formar parte del Congreso de los Soviets de la Unión, en el cual, se representaban todos los territorios de la República. El órgano permanente que tuvo el Congreso de Soviets fue el Consejo de Comisarios del Pueblo, que se escogió desde el Comité Ejecutivo Central Panruso.

La constitución de URSS

Los fundamentos de la Constitución no reconocieron la existencia de individuos, sino que de colectividades, comunidades y pueblos. Los derechos del Estado corresponden a la clase trabajadora, por ende los derechos electorales se otorgan sólo al trabajador.

Además, contempló la división de poderes, en dónde la concentración del poder estaba en la cúpula del Estado, lo que se consideraba necesario para imponer el socialismo. Los organismos que formaban el Estado fueron: Consejo de Comisarios del Pueblo (Gobierno), Comité Central Ejecutivo, Congreso de Soviets de la Unión, Soviet Urbano, Congreso de Soviet de la Provincia, Congreso de Soviets de Comarca o Distrito y Soviet de la Aldea.

El modelo de la  Constitución de 1918 se fue extendiendo a los territorios en dónde la guerra civil triunfó y en 1922 se creó un extenso estado al cual se le denominó Repúblicas Socialistas Soviéticas URSS, fundada con en la Constitución de 1924.

La Constitución de 1924 decreto el derecho a la autodeterminación y la libre asociación. Esto se aplicó en práctica al sistema federal, lo que ocasionó que el Congreso de Soviets de la Unión quedara integrado por delegados de soviets de las distintas repúblicas de la URSS.

La conducción del Estado estuvo a cargo de Lenin desde 1919 a 1922. En este período el partido único se había convertido en un bloque cerrado como una estructura paralela al Estado. Los congresos del partido fueron más numerosos y el partido Politburó tomaba más decisiones que el propio gobierno.

Un número reducido de personas comenzó a tomar decisiones que afectarían a millones, es lo que critica Lenin llamándolo la creciente burocratización del partido, una suerte de confusión entre el Estado y el partido único como elemento de unidad entre las distintas repúblicas y etnias de la estructura federal rusa.

En cuanto al orden económico se estableció el comunismo, que nacionalizó a las pequeñas y medianas empresas, centralizando la producción, sustituyendo el libre mercado por el monopolio estatal  en casi todos los sectores.  En cuanto a la producción estatal, ésta se centró en la producción de recursos para el ejército y las ciudades.