La Adolescencia – Juan Ramón Jimeénez

Análisis del poema “Adolescencia” de Juan Ramón Jimeénez. Biografía del autor, información del poema, interpretación, etc…


Introducción

La poesía ha de ir dirigida a la juventud, que con su sensibilidad y cuya apertura interior hace más fácil la captación de la palabra artística.

Es por eso que la poesía requiere de tiempo para reflexionar la intención del poeta al expresarse, lo que en muchos casos ayuda a gente agobiada que se refugia en ella.

Pero ¿Quién lee hoy en día? ¿Quién tiene tiempo para dedicarse a la poesía, para compartir sus experiencias del poeta? ¿No vale mas lo practico?

Es importante darle un sentido a la vida, a pesar de que ella no es computable fácilmente.

Pero, ¿Cómo leer poesía? La pregunta parece quizás inútil. Para leer poesía basta abrir los ojos antes los versos, pero siempre teniendo cuidado con la simplicidad en las materias espirituales.

Es por esto que Juan Ramón Jiménez, maravilloso poeta español, nos invita a compartir sus experiencias vividas, como es el caso de la adolescencia.

La adolescencia es una etapa muy cambiante. Pasan experiencias tan bellas que se quieren recordar para siempre, y a la vez se dan cosas tan malas que se desean que se terminen rápido, y que incluso a veces dejan huellas para toda la vida.

Poema

En el balcón, un instante
Nos quedamos los dos solos,
Desde la dulce mañana
De aquel día, éramos novios
– el paisaje soñoliento
Dormía sus vagos tonos,
Bajo el cielo gris y rosa
De crepúsculo de otoño.-
Le dije que iba a besarla;
Bajó, serena los ojos
Y me ofreció sus mejillas,
Como quien pierde un tesoro.
-Caían las hojas muertas,
En el jardín silencioso,
Y en el aire erraba aun
Un perfume de heliotropos.-

No se atrevía a mirarme;
Le dije que éramos novios,
… y las lagrimas rodaron
De sus ojos melancólicos.

Biografía de Juan Ramón Jimeénez

Juan Ramón Jiménez nació en Moguer (Huelva), en 1881. Fue alumno interno en el colegio de los Jesuitas del puerto de Santa Maria (Cádiz).

En la Andalucía extremadamente clasista de finales del siglo, Juan Ramón tenía que ser un niño aislado, sin contacto verdadero con su ámbito externo.

En su adolescencia partió hacia Sevilla para estudiar Derecho, aunque se interesó más por la poesía y la pintura.

Regresa a Moguer para reemprender los estudios de derechos, colgados, se produce entonces un hecho que le marcara profundamente, tanto en su aspecto humano como en el poético tras la muerte de su padre. Desde ese momento el temor a la muerte se convertirá no solo en tema poético básico, sino también en un problema mental que ira acompañado de fuertes depresiones durante muchos años de su vida:

– Entre 1918 y 1923 publicó Eternidades (1918)
– En 1919 publicó Piedra y Cielo
– En 1932 publicó Poesía y Belleza
– También publicó Segunda Antología (1898- 1918)

De 1921 a 1927 edita una serie de revistas en las que recoge parte de su obra en prosa y verso, además de dar a conocer la de otros escritores a fines. De 1925 1935 publica sus cuadernos en las que da a conocer todo o casi todo lo que escribe en ese periodo. En estos cuadernos, además de poemas, incluye cartas, retratos líricos de escritores y recuerdos literarios.

Al estallar la guerra civil, el papel del poeta siempre estuvo a la altura de las circunstancias: abrazó la causa republicana, y acogía en su casa a los niños huérfanos. Al gastar todos sus ahorros en ellos abandonó España en 1936, al ser nombrado en Agosto agregado cultural de la embajada de España en Washington.

Vive en puerto rico y a partir de 1981 las fuerzas y el corazón vuelven a jugarle malas pasadas, se instala definitivamente ahí.

En estos años escribe sus libros más definitivos de su ultima etapa: La estación total (1946) Romances de coral Gables (1948) Animal de fondo (1949) entre otros.

El año 1986 tendrá para él una doble cara: la concesión del premio Nóbel de literatura y la muerte de su novia Zenobia, hecho del que el poeta ya no se recuperará.

Dos años después, en una desolación total, fallece en puerto rico.

Datos de la obra “Adolescencia”

El poema “Adolescencia” se encuentra en el libro: “Antología poética para jóvenes” de Hugo Montes.

Algunos datos relevantes de este libro son:

  • Editorial Zig-zag.
  • Incluye poemas clásicos, modernos y contemporáneos de famosos poetas como lo son: Pablo Neruda, Antonio Machado y Rubén Darío.
  • Algunos poemas que incluye son: “Leyendo un claro día” de Antonio Machado, “¡Torre de Dios! ¡Poetas! De Rubén Darío y Barrio sin luz de Pablo Neruda
  • La cuarta edición de este libro fue impresa en junio de 1989 y en 1982 fue impresa la primera copia del libro original.
  • La portada del libro fue hecha por Andrés Jullian.
  • Libro impreso por Lord Cochrane.
  • El libro está dividido en ocho partes: Poesía, amistad, soledad, naturaleza, amor, dolor y solidaridad, tiempo y muerte, y Dios.
  • Este poema está escrito en la sección Amor, pagina 86.

Interpretación del poema

Nosotras entendemos que hay un joven con una joven en la etapa de adolescencia, en una tarde de otoño a la hora del crepúsculo.
Este joven siente una atracción por ella. Ella se sonrojó al escuchar al joven diciendo que eran novios.

Determinar Tema o motivo lírico presente

El motivo lírico presente es el amor y la juventud. El joven insiste en el noviazgo con la joven.

“…Le dije que éramos novios…”
“desde la dulce mañana
de aquel, día éramos novios”.
El tema surge por el amor entre ellos. Es un momento muy especial e inolvidable que sienten los jóvenes.

Determinar presencia del hablante, persona gramatical que usa.

Podemos determinar la presencia del hablante lírico por medio de los modos y tiempos verbales. Este poema está escrito en primera persona, plural.

Ejemplo:

“En el balcón, un instante
Nos quedamos los dos solos”
En este caso el pronombre nos, determina al hablante lírico y a su enamorada.
También hablan en algunas oraciones en tercera persona, plural.
Ejemplo
“- El paisaje soñoliento
Dormía en sus vagos tonos…”

Determinar la actitud lírica adoptada por el hablante.
La actitud lírica que adopta el hablante en este poema es la forma enunciativa ya que el hablante lírico expresa el contenido a través de un tono narrativo, que a la vez contiene mucha emocionalidad.
Un ejemplo de esto es:

“En el balcón, un instante
Nos quedamos los dos solos.
Desde la dulce mañana,
De aquel día, éramos novios.”

“No se atrevía mirarme;
Le dije que éramos novios,
… y las lagrimas rodaron
De sus ojos melancólicos.”

Señala el temple de ánimo presentado por el hablante

El estado anímico o emoción que se produce toma en este caso el temple de animo determina como se siente el hablante, en este caso, el siente nostalgia porque narra sus recuerdos, narran lo sucedido con su amada, una joven que se enamoró, que sintió por primera vez el amor, narra que eran novios.

Medir métricamente los versos del poema

En el balcón, un instante
Nos quedamos los dos solos,
Desde la dulce mañana
De aquel día, éramos novios

– El paisaje soñoliento
Dormía sus vagos tonos,
Bajo el cielo gris y rosa
De crepúsculo de otoño.-
Le dije que iba a besarla;
Bajó, serena los ojos
Y me ofreció sus mejillas,
Como quien pierde un tesoro.
-Caían las hojas muertas,
En el jardín silencioso,
Y en el aire erraba aun
Un perfume de heliotropos.-

No se atrevía a mirarme;
Le dije que éramos novios,
… y las lagrimas rodaron
De sus ojos melancólicos.

Determinar el tipo de verso y estrofa utilizados.

El tipo de verso utilizado es octosílabo porque cada verso tiene ocho sílabas métricas. El tipo de estofa que se utiliza en este poema es un cuarteto.

Señala el nombre de la composición poética.

Este poema es una composición simple, ya que no corresponde a ninguna composición poética como lo son: La Egloga, la Oda, la Elegía, el Madrigal, el Soneto, el Romance y la Balada.

Extraer todas las figuras literarias.

“En el balcón, un instante HIPERBATÓN
Nos quedamos los dos solos”

Orden lógico: Nos quedamos los dos solos un instante en el balcón.

“Desde la dulce mañana HIPERBATÓN
De aquel día, éramos novios”

Orden lógico: Éramos novios desde la dulce mañana de aquel día.

“Le dije que iba a besarla;
Bajó, serena los ojos METÁFORA Y COMPARACIÓN
Y me ofreció sus mejillas,
Como quién pierde un tesoro”

La palabra como establece una comparación.
La palabra tesoro establece una metáfora porque habla como si la joven fuera suya y de nadie más, su presa.

“Caían las hojas muertas, HIPERBATÓN
En el jardín silencioso”

Orden lógico: En el jardín silencioso, caían las hojas muertas.

Realizar una imagen del poema presentado.

Es una imagen muy bonita, describe a una pareja de adolescentes en su noviazgo,

Se demuestran mucho afecto, ya que se nota que se quieren mucho, pero que al mismo tiempo sienten un poco de vergüenza al saber que ambos se “pertenecen”.
Se utilizan colores muy claros y delicados para que vaya acorde con la descripción que hace el poeta de la escena.

Conclusión del trabajo y la experiencia de compartir

En este momento, ya terminado el análisis del poema “Adolescencia” de Juan Ramón Jiménez podemos concluir que el poema tiene gran cantidad de expresión de sentimientos.

Es necesario comentar también que el poeta se demuestra muy nostálgico, ya que habla de su juventud y de la conquista de una bella joven, que dejó una huella en su corazón.
Este poema también cuenta con temples de ánimo, actitud lírica, figuras literarias, etc. Que debimos analizar durante todo el trabajo.
Aprendimos el como leer la poesía , manteniendo permanentemente una buena relación entre los integrantes del grupo, lo que permitió llevar acabo un trabajo completo y satisfactorio.

Bibliografía.

Nosotras sacamos la información para este trabajo del siguiente libro:

“Antología poética para jóvenes”
Autor: Hugo Montes.
De la editorial: Zig-zag.