Características de la literatura contemporánea

A través del siguiente artículo podrás aprender los rasgos y características generales de la literatura contemporánea.


Períodos literarios: La contemporaneidad

Además de los géneros literarios que organizan la producción literaria, es posible estructurar la literatura desde una dimensión temporal, es decir, clasificar las obras líricas, poéticas y dramáticas según la época en la que fueron escritas y publicadas. En este sentido, la época contemporánea es el periodo de tiempo considerado desde la revolución francesa en el año 1789, hasta hoy en día, abarcando todos los procesos y acontecimientos históricos como la revolución industrial, la ilustración, la primera y segunda guerra mundial, la globalización, etc., y en términos literarios, todas las obras que han sido producidas  durante ese intervalo de tiempo.

Literatura contemporánea:

De esta manera, existen ciertas características o rasgos que agrupan a las obras del período contemporáneo, debido a que los autores se ubican desde un mismo marco temporal en el cual los acontecimientos del mundo en general  influyen en los temas, formas y contenidos que utilizan los autores en sus obras, aún cuando existan algunas diferencias de estilo, espacio-geográficas, etc. En términos generales, la literatura contemporánea está en relación con nuevas concepciones de la literatura que se desarrollan en el marco de varios movimientos literarios como por ejemplo el romanticismo, el naturalismo, el realismo y el modernismo. El objetivo de estas nuevas corrientes literarias es romper drásticamente con los modelos, concepciones y parámetros estéticos anteriores, para imponer sus nuevos puntos de vista, estilos y técnicas literarias.

Características de la literatura contemporánea:

  • Se destaca y resalta el carácter ficcional de la literatura según el cual la literatura no debe abocarse a describir lo real, sino que consiste en una herramienta para crear mundos ficticios paralelos a la realidad. 
  • Variedad: El período literario contemporáneo abarca y pasa por diferentes tendencias y corrientes teóricas. Es un período inestable y de cambio en cuanto al ámbito teórico de la literatura, en donde nada queda establecido de manera definitiva.
  • Surgimiento de los géneros masivos: Gracias a los nuevos adelantos industriales y tecnológicos que permiten aumentar en gran medida el número y cantidad de publicaciones, aparece una cultura de masas devota de ciertos tipos de literatura popular que se basa en temáticas fantásticas, de ciencia ficción, misterio, etc., y que, al generar un mercado literario, privilegia cantidad antes de calidad literaria, surgiendo así el concepto de “best-seller”
  • Algunos de los temas que son desarrollados intensamente por los escritores contemporáneos son: El problema de definición e indefinición del ser humano; El motivo urbano en relación a la tecnología, evolución, progreso sistematicidad, rápidez y frialdad materialista de la vida contemporánea; El quiebre con la religión y las costumbres y creencias tradicionales.
  • Aparición de nuevos géneros literarios tales como la novela social,  la novela policíaca, la novela histórica, el boom narrativo hispanoamericano, etc., que mezclan formatos y técnicas literarias, abriendo nuevos horizontes en el mundo literario
  • Se juega con los límites entre realidad y ficción, confundiendo y trabajando sobre ambos escenarios sobrepuestos y paralelos.
  •  Surgen nuevas técnicas narrativas que se relacionan con la alteración del orden temporal, la representación del mundo interno de los personajes y su inconsciente y subconsciente, y la expresión paralela de múltiples voces y perspectivas.
  • En poesía se genera un rompimiento con las reglas tradicionales anteriores a la época; La rígida métrica tradicional es descartada para dar paso a herramientas y técnicas líricas más novedosas, gráficas y que proponen un ritmo y sonido interno relacionado con el motivo del poema.

Algunos autores y obras emblemáticas del período literario contemporáneo son:  La colmena La familia de Pascual Duarte de Camilo José Cela, El fulgor y la sangre de Ignacio Aldecoa, Ángel fieramente humano  de Blas de Otero, La tabla de Flandes  de  Manuel Vázquez Montalbán, Inés del alma mía de Isabel Allende, Ficciones de Jorge Luis Borges, etc.