¿Cómo hacer un texto con función metalingüística?

Lo metalingüístico, sus características y cómo construir un texto con el predominio de esta función en 3 pasos.


¿Qué es la función metalingüística?

Metalingüística es una palabra formada por el prefijo meta- que significa “que abarca” o “que trasciende” y la raíz –lingüística que tiene que ver con el lenguaje. Es decir, un lenguaje que abarca el lenguaje, o en otras “lenguaje que se refiere al lenguaje”.

Cuando hablamos de función metalingüística nos estamos refiriendo a una situación comunicativa donde el mensaje está centrado en el código lingüístico. Es decir, una situación donde la intención es explicar o enseñar cómo funciona el lenguaje mismo, o bien el funcionamiento de los signos que hacen posible comunicar algo.

Hay diversas situaciones comunicativas donde existe un predominio de la función metalingüística: Un niño o adulto al que se le está enseñando a escribir o a leer, el análisis gramatical de una palabra, el enseñar a alguien las reglas de acentuación, el aprendizaje de las normas del tránsito, el aprender el significado de una palabra o una madre enseñándole a su hija qué significan los colores de un semáforo, todos éstos son algunos ejemplos de situaciones que tienen un predominio de la función metalingüística. En definitiva, toda situación que implique la comprensión del lenguaje mismo, en los códigos presentes en el idioma usado por los hablantes (español, chino, inglés, etc) o el sistema de signos que se esté utilizando (sistema de señas, iconos, símbolos, etc).

¿Cómo es la función metalingüística?

Para comprender cómo predomina la función metalingüística dentro de un texto, es necesario que reconozcas algunas características necesarias de las situaciones comunicativas.

1. Si quieres comprender cuáles son las funciones del lenguaje, es necesario que distingas qué elementos tienen que estar presentes dentro de una situación comunicativa. Estos elementos se conocen como factores de la comunicación, fueron inventados por el lingüista Roman Jakobson y son los siguientes:

Image and video hosting by TinyPic
2. Cada cual tiene una función específica dentro de una situación comunicativa.

El EMISOR codifica el mensaje (Por ej. “Hola”)
el RECEPTOR decodifica el MENSAJE (Por ej. “Me están saludando”)
el CANAL es el medio por el cual se envía el MENSAJE, (Por ej. a través de la voz)
el CÓDIGO es el sistema de signos utilizados para codificar el MENSAJE (Por ej. español)
el CONTEXTO es el tiempo y lugar donde se desarrolla la situación comunicativa. (Por ej. Un salón de clases)

3. Las funciones del lenguaje surgen a partir de donde esté centrada la intención del emisor en los diversos factores de la comunicación del punto 1. y 2. Son las siguientes: Función emotiva o expresiva, función apelativa o conativa, función poética, función referencial, función metalingüística y función fática.

4. Nosotros estamos centrados en la función metalingüística. Se da cuando la situación comunicativa está centrada primordialmente en el código.

¿Cómo hacer un texto con función metalingüística en 3 pasos?

A continuación encontrarás una los pasos para construir un texto donde exista un predominio de la función metalingüística, si sigues los pasos detenidamente no deberías tener dificultades para crear un texto propio que tenga estas características.

1. La mejor forma de construir un texto en el que predomine la función metalingüística es imaginar una situación comunicativa en la que tú mismo tengas que enseñarle a otro a usar tu lenguaje. Imagina que tienes la misión de enseñarle a un angloparlante nuestro idioma ¿cómo enseñarías a un extranjero tu propio idioma? Cualquier texto de éstas características tendrá un predominio de la función metalingüística.

2. Un texto de éstas características tiene que explicar cómo funcionan los signos presentes en nuestro idioma (o código). Por ejemplo: “Cat en español se dice gato” Ahora bien, si le explicas a ésta persona extranjera las partes que constituyen una palabra, entonces también estamos frente a un texto donde predomina la función metalingüística, por ejemplo: “Gato es una palabra de cuatro letras: G-A-T-O”.

3. No olvides que siempre que estés construyendo un texto con predominio de la función metalingüística debes estar refiriéndote a la manera en cómo funciona el lenguaje, si de pronto comenzaras a referirte a la historia del idioma o de tu país, entonces comenzaría a predominar la función referencial, la cual está centrada en hechos y/o referentes.

Un ejemplo muy representativo de textos con  predominio de la función metalingüística puede ser un libro de gramática de la RAE o bien, un diccionario tradicional o un diccionario de usos. En definitiva, cualquier texto que explique cómo son y  cómo funcionan los signos presentes en el lenguaje.