Edipo Rey de Sófocles

A continuación aprenderás las principales características de Edipo Rey de Sófocles.


Antecedentes generales.

Si bien se desconoce la datación de su escritura, existen indicios que manifiestan que habría sido escrita de manera posterior al año 430 antes de Cristo.

En términos de clasificación y estructura, es considerada una de las tragedias más relevantes de la tradición grecolatina y por lo tanto, de la literatura clásica. Se caracteriza por estar compuesta de un único acto, situación excepcional en la producción de la época.

Al igual que otras tragedias, el eje articulador es la historia de un personaje que desafía el destinado estipulado para él por los dioses, situación que lo lleva a recibir un castigo.

La trama.

La historia que se relata en Edipo Rey  se centra en el personaje de Edipo quien como actual rey de Tebas  busca investigar la muerte del rey anterior llamado Layo. El problema se desencadena cuando descubre que Layo era su padre, que él lo asesinó y que su esposa Yocasta es también su madre.

Posteriormente, Yocasta se suicida y Edipo le pide a su cuñado Creonte que lo deje ir al exilio, quedándose él a cargo de sus cuatro hijos. Veamos algunas citas que develan temas relevantes en la obra:

“En ti también confío y te hago una petición: dispón tú personalmente , el enterramiento que gustes de la que está en casa. Pues, con rectitud cumplirás con los tuyos. En cuanto a mí, que esta ciudad paterna no consienta en tenerme como habitante mientras esté con vida, antes bien, dejadme morar en los montes (…) No obstante, sé tan sólo una cosa, que ni la enfermedad ni ninguna causa me destruirán. Porque no me hubiera salvado entonces de morir, a no ser para esta horrible desgracia. Pero que mi destino siga su curso, vaya donde vaya”

En este fragmento podemos ver una de las problemáticas que atraviesa la obra, y las tragedias en general, como lo es la fuerza del destino.

“¡Ah descendencia  de mortales! ¡Cómo considero que vivís una vida igual a nada! Pues ¿qué hombre, qué hombre logra más felicidad que la que necesita para parecerlo y, una vez que ha dado esa impresión, para declinar? Teniendo este destino tuyo, el tuyo como ejemplo ¡Oh infortunado Edipo! Nada de los mortales tengo por dichoso”

En la cita precedente, que es enunciada por el coro, observamos una característica relevante de esta obra. En Edipo Rey un personaje importante es el coro que se constituye como una entidad colectiva y conciliadora del conflicto que se desarrolla.

“¡Oh habitantes de mi patria, Tebas, mirad: he aquí a Edipo, él que solucionó los famosos enigmas y fue hombre poderosísimo; aquel al que los ciudadanos miraban con envidia por su destino! ¡En qué cúmulo de terribles desgracias ha venido a parar! De modo que ningún mortal puede considerar a nadie feliz con la mira puesta en el último día, hasta que llegue al término de su vida sin haber sufrido nada doloroso”

Este fragmento enunciado por el corifeo cierra la tragedia haciendo referencia a lo inexorable del destino y a la afirmación del poder de los dioses por sobre los hombres.