El afiche propagandístico

El afiche propagandístico, sus características y 4 pasos para construir el tuyo.


¿Qué es un afiche propagandístico?

Para que puedas comprender qué es un afiche propagandístico, es importante que sepas identificar a qué tipo de texto pertenece, así como diferenciarlo del afiche publicitario (que es el que ofrece mayor confusión).

El afiche propagandístico corresponde al texto argumentativo, pues busca convencer al receptor de algo. El afiche publicitario busca convencer al receptor exclusivamente de que consuma un producto, mientras que el afiche propagandístico busca promover en el receptor una noción o ideal que beneficie el bien común. El valor que intenta impulsar la propaganda puede ser moral, ético o cívico. En otras palabras, apunta a la promoción de aspectos que beneficien a una comunidad específica.

¿Cómo es un afiche propagandístico?

Intenta recordar la enumeración que viene a continuación, así se te hará más fácil saber cómo es un afiche propagandístico.

1. En primer lugar, no puedes olvidar que el afiche propagandístico corresponde a la categoría de textos argumentativos, pues su primera función es convencer al receptor respecto a algo. En el caso del texto propagandístico se intenta convencer acerca de un valor determinado.

2. El afiche propagandístico pone toda su intencionalidad tanto en la imagen como en el texto, funcionando ambos de forma complementaria y apoyándose. En ciertos casos, el texto explica la imagen y en otros, la imagen explica el texto. Tanto la imagen como el texto pueden funcionar como ‘contextualizadores’ de la intención del afiche, en otras palabras ponen énfasis en la situación comunicativa en la que está inmersa la intención.

¿Cómo hacer un afiche propagandístico en 4 pasos?

A continuación encontrarás los pasos  para construir óptimamente tu propio afiche propagandístico, intenta seguirlos ordenadamente y difícilmente olvidarás cómo hacer este tipo de afiche.

1.      Primero que todo, tienes que preguntarte de qué quieres que se trate el afiche que construirás. Recuerda que en el afiche publicitario se tienen que cumplir dos condiciones, la primera hacer relación con su función como texto argumentativo, es decir la de convencer al receptor.  La segunda condición que debe cumplirse es la de transmitir un mensaje moral que afecte el comportamiento del receptor. ¿De qué manera quiero afectar el comportamiento de los receptores, a través de mi afiche publicitario? Puede ser desde dejar de botar basura en la calle, de la ciudad, hasta considerar a cierto candidato en una votación o la promoción del uso del cinturón de seguridad.

2.      Lo segundo es considerar el contexto de recepción de tu afiche. Primero piensa en el lector ideal de tu afiche, ¿quién es el lector ideal de mi afiche? Considera a las personas a quienes está dirigido tu afiche, pues de eso depende el aspecto o el lenguaje que utilices para tu afiche propagandístico. Imagínate que estás haciendo un afiche propagandístico que esté invitando a los vecinos de tu ciudad a participar de talleres gratuitos en el parque, entonces dado que tus receptores son jóvenes puedes usar un lenguaje más coloquial; en cambio, si se trata de gente mayor, probablemente tengas que usar un lenguaje más mesurado y formal para convencerlos e invitarlos.

3.      En tercer lugar, piensa en la manera en que dirás aquello que quieres expresar. ¿De qué manera dispondré de la imagen y el texto en mi afiche propagandístico? Recuerda que debes considerar el uso de la imagen y el texto por igual. El texto puede tener la función  de explicar la imagen, así como también la imagen puede tener la función de explicar el texto Lo importante es que éstas se complementen en tu afiche y se potencien. A continuación encontrarás un afiche en donde la imagen explica el texto y potencia el mensaje.

Image and video hosting by TinyPic

4.      Finalmente, es muy importante que hagas que otros puedan ver tu afiche y hacerte algunos comentarios. Debes destinar un tiempo final de tu trabajo a evaluar el aspecto de tu afiche. Será importante que utilices unas fuentes llamativas, que los colores sean armónicos (a no ser que quieras potenciar algo en la imagen) y que utilices las imágenes y el texto preciso. El afiche no debe verse excesivo: a veces, menos es más.