El discurso del comentario

El discurso del comentario, sus características y 4 pasos para construir el tuyo.


¿Qué es un discurso del comentario?

Primero que todo, para comprender qué es un discurso del comentario, es importante hacer la diferencia con la columna de opinión, la cual encontrarás exclusivamente dentro del texto periodístico. El discurso del comentario tiene, por sobre todo, una intención explicativa, pues busca comentar acerca de un tema poniendo de manifiesto la visión subjetiva del emisor. No es casual ese afán explicativo, se trata de una de las cinco formas básicas del texto expositivo, por lo que siempre estará remitiéndose a la materia u objeto que esté tratando el texto expositivo con un afán explicativo y ordenador. Su principal intención, tal como dice su nombre, es comentar.

Existen muchas formas de comentar, pudiendo existir una valoración positiva, negativa o admirativa, etc. Un punto de vista difícilmente será imparcial, por lo que la subjetividad del emisor está en juego en este tipo de discurso y casi en la totalidad del texto.

Características del discurso del comentario

1.      El discurso del comentario es una de las cinco formas básicas del texto expositivo, sin embargo es la única que permite los accesos de subjetividad del emisor de manera explícita.

2.      A pesar de que tenga un carácter subjetivo, no puede dejar de ser explicativo. Es necesario que el discurso del comentario nunca pierda su afán didáctico, es decir presentar y enseñar al receptor, para que éste pueda comprender didácticamente la valoración que se le está presentando.

3.      Muchos formatos de texto, tanto en la oralidad como en la escritura, presentan las características de esta forma básica del texto expositivo: comentarios deportivos, críticas artísticas y la mayoría de los comentarios culturales, etc

4.      Hay programas de TV, trípticos de galería de arte y revistas que funcionan en base a esta forma básica del texto expositivo.

5.      El discurso del comentario, muy regularmente está escrito en primera persona singular.

¿Cómo hacer un discurso del comentario en 4 pasos?

Siguiendo los pasos que encontrarás a continuación, podrás hacer tu propio ‘discurso del comentario’. Te servirá para la construcción textos de carácter subjetivo que ameriten un comentario personal, o bien donde tu valoración sea necesaria en el tratamiento de un tema.

1.      En primer lugar, es absolutamente necesario que domines aquello que vas a tratar a nivel micro (la obra en sí) y a nivel macro (contexto de producción de la obra). Por lo tanto, debes preguntarte ¿cuánto sé acerca del tema que quiero comentar? Supongamos que quieres comentar una película clásica de los años 50 y que tus receptores son espectadores recurrentes de películas clásicas. Probablemente muchos lectores tuyos conozcan la película de la que hablaras, sin embargo es necesario, por tratarse de un texto expositivo, que contextualices la obra de la que hablarás. Será necesario que comprendas aspectos cinematográficos de la época, contexto de producción del director y aspectos técnicos de la obra.

2.      A continuación, es necesario que comprendas tu intención a la hora de comentar aquello de lo que hablarás. Quizás, quieras proponer una nueva forma de leer una obra de arte, o sencillamente buscas dar tu parecer sobre algún partido de futbol que te parece significativo para la historia de un equipo. ¿Cuál es mi visión personal respecto al tema que trataré? Aquí podrás darte la libertad de mostrar tu aprecio por el tema u objeto que tratarás en tu texto. La redacción es libre, pero debe ser cuidada. Es necesario que hables en primera persona.

3.      ¿Hay algún autor que tenga tu visión, o quizás te estás apegando a la visión que tenga otro crítico que hayas leído? Es importante que le cuentes a tu lector si lo que estás diciendo también lo ha dicho otro autor, para eso será necesario que cites. Citar no le quita valor a lo que estás diciendo, al contrario, vuelve más consistente tu texto, pues le da un peso. El lector comprende que está frente a un texto emitido por alguien instruido en el tema.

4.      Por último, sé consciente del público que llegará a tu texto. Probablemente tu comentario sea decisivo para que alguien vaya o no a ver una película, para que lea o no cierto libro o bien, para que valore o no un encuentro deportivo determinado. Así como hay personas que apoyarán tu texto, otros no estarán de acuerdo. Intenta ser convincente, pero sobre todo intenta justificar correctamente cada aspecto de tu opinión.