El hipérbaton

A continuación aprenderás qué es un hipérbaton, cuáles son sus principales características y cómo construir uno en tres pasos para usarlo tanto en tus proyectos escolares como en aquéllos personales que decidas emprender.


¿Qué es una hipérbaton?

Un hipérbaton es una figura retórica (o literaria) de carácter sintáctico. Recordemos que existen tres tipos de figuras retóricas: las que funcionan a nivel semántico (significado), las que lo hacen a nivel fonético (sonido) y las de nivel sintáctico (gramatical), como el hipérbaton.

Para entender qué es un hipérbaton, debemos tener presente cuál es la composición sintáctica en una oración lógicamente ordenada.

Una oración se compone por un sujeto y un predicado. El sujeto está compuesto por el sustantivo o pronombre que servirá de núcleo del mismo y sus determinantes, mientras que el predicado se inicia con la forma verbal, luego el complemento directo, complemento indirecto y complemento(s) circunstancial(es), en ese orden, si es que se presentan todos éstos en una misma oración.

Por ejemplo:

“Mi hermana cocina el almuerzo para mi abuela todos los días”

Sujeto: Mi hermana
Predicado: Cocina el almuerzo para mi abuela todos los días
Mi: Adjetivo Posesivo
Hermana: Sustantivo y Núcleo del Sujeto
Cocina: Verbo y Núcleo del Predicado
El almuerzo: Complemento Directo (Lo cocinado)
Para mi abuela: Complemento Indirecto (Para quien cocina)
Todos los días: Complemento Circunstancial de Tiempo (Cuando Cocina)

El hipérbaton consistirá, entonces, en alterar este orden sintáctico lógico de una oración. Por esto es que su carácter como figura retórica es gramatical.

Por ejemplo:
“Cocina, mi hermana, todos los días el almuerzo para mi abuela.”

Recuerda utilizar correctamente las comas cuando cambies el orden del sujeto.

¿Cómo es una hipérbaton?

1. El hipérbaton puede ser usado textos en prosa, ya sea literarios como de otra índole, o como figura retórica.

2. Su origen se puede aproximar a la prosa del siglo XV, en la cual se intenta imitar la sintaxis del latín, en el que la oración se estructura con el verbo al final.

3. Definida como figura retórica, el hipérbaton es un recurso utilizado en el género lírico.

4. Se reconoce como y por un desorden gramatical.

5. Este desorden puede ser del sujeto y predicado o de los elementos dentro del sujeto y dentro del predicado.

6. La desorganización sintáctica puede estar contenida en un solo verso o puede componer dos versos.

Cómo construir un hipérbaton en tres pasos.

A continuación te ayudaremos a construir esta figura retórica en tres simples pasos. Recuerda que estos son consejos que puedes tener presentes a la hora de seguir un proyecto creativo para fines personales.

1. El hipérbaton, como figura retórica, es usado con cierta intención dentro de un texto lírico o poético. ¿Qué efecto puedo lograr a través de su uso? Estos efectos pueden ser diversos, desde resaltar una palabra a través del desorden gramatical hasta hacer coincidir la métrica del poema (creando sinalefas, por ejemplo). Recuerda que toda figura retórica cumple una función dentro del texto, ya sea a nivel de significado o semántico, fonético, sintáctico, etc. A la hora de escribir un texto poético, úsalas como herramientas expresivas para que tus intenciones creativas como autor logren ser plasmadas.

2. Ya que el hipérbaton es el desorden sintáctico de una oración, debes empezar por construir dicha oración de manera lógica. ¿Cómo hacerlo? Pondremos como ejemplo la siguiente oración: “Se sentaba inmóvil frente a la ventana, atrapada en la telaraña de sus sueños”.

3. Luego de que hayas construido la oración que utilizarás, intenta mezclar sus unidades sintácticas. Siguiendo el ejemplo anterior, si deseamos dar énfasis a la inmovilidad, la ordenaremos de la siguiente forma: “Se sentaba frente a la ventana, atrapada en la telaraña de sus sueños, inmóvil”. Si queremos, por otro lado, enfatizar la sensación de estar atrapada podríamos ordenarla así: “Se sentaba frente la ventana, en la telaraña de sus sueños, atrapada”. Para construir un hipérbaton sólo debes jugar con las oraciones que has construido hasta conseguir un resultado que sea conveniente al motivo lírico y/o al objeto lírico que estás intentando representar.