El refrán

A continuación procederemos a explicarte qué es un refrán, los rasgos que constituyen sus principales características, dónde puedes encontrar uno y cómo construir un refrán creado por ti mismo en tan solo cinco pasos.


¿Qué es un refrán?

Un refrán es un juego de palabras o dicho que se establece en el tiempo, y que es perteneciente a una cultura, nación o folclore en particular. Por lo mismo, existen refranes que solo son conocidos por una comunidad, mientras que otros son capaces de romper y barreras nacionales, siendo conocidos en todo el mundo. Un refrán, además, rompe barreras cronológicas ya que puede ser transmitido por muchos años, de generación en generación. Otra particularidad de los refranes es que intentan transmitir un consejo o una advertencia de forma novedosa o llamativa, a través de un original uso de palabras y elementos de la realidad popular.

¿Cómo es un refrán?

En la siguiente enumeración descriptiva encontrarás las principales características que están presentes en un refrán, además de un mapa conceptual que te ayudará a comprender sus rasgos más importantes.

1. Generalmente, son cortos ya que intentan resumir costumbres o actitudes propias de una comunidad en la menos cantidad de palabras posibles. Gracias a esta característica, los refranes pueden ser  citados y memorizados por los habitantes de dicha comunidad.

2. Un refrán posee dos sentidos, uno literal y otro que no lo es. El sentido literal refiere a lo propiamente dicho, sin intentar ir más allá de la frase. El sentido no literal, por el contrario, intenta expresar algo que va más allá de lo dicho. Generalmente en los refranes se utilizan elementos de la realidad para transmitir el mensaje. Por ejemplo, se pueden usar animales, partes del cuerpo, objetos, entre otros.

3. Todo refrán contiene una advertencia o un consejo.

¿Dónde puedo encontrar un refrán?

Como dijimos anteriormente, un refrán puede ser transmitido a través de muchas generaciones. Esta transmisión puede realizarse de manera oral o escrita. Sobre esta última, puedes encontrar refranes en casi todos los tipos de géneros que incluye. Por  ejemplo, puedes encontrarlos en novelas (policiales, de terror, sentimentales), cuentos, microcuentos, géneros periodísticos como la noticia, y muchos más.

Lo más probable es que encuentres refranes en muchos tipos de texto, a excepción de aquellos que tienden a ser más formales y objetivos, como el informe o el ensayo académico, ya que, generalmente, el refrán posee un carácter informal.

¿Cómo hacer un refrán?

1. Recuerda que el refrán es un dicho popular que pertenece a una cultura. Por lo mismo, debes pensar en actitudes que sean comunes a tu comunidad, y que puedan ser identificables fácilmente. Por ejemplo, todo el mundo ha pecado de curioso alguna vez. Por lo mismo, el refrán “la curiosidad mató al gato” es tan popular, ya que cualquier persona puede sentirse identificada, he allí el predominio de función didáctica.

2. Una vez identificada la actitud o el comportamiento particular o digno de resaltar de tu comunidad, recuerda que una de las características más importantes del refrán es el juego de palabras que utiliza para comunicar una idea. Piensa en una forma atractiva de mencionar aquello que deseas plasmar en tu refrán.

3. Recuerda que los refranes, por lo general, se componen de muy pocas palabras. Intenta ser lo más acotado posible.

4. Para terminar, muéstrale tu refrán a otra persona para que lo lea. Pregúntale qué tan creativo o llamativo es. Si no llama suficientemente la atención, busca nuevas formas para comunicar el mensaje.