El tema de la locura en la Literatura

Obras literarias que tratan el tema de la locura y su importancia histórica.


En la Literatura uno de los cuatro grandes temas desarrollados -junto con el amor, el viaje y la muerte- es el de la locura. Para la humanidad la locura siempre ha sido un fenómeno social que pone en crisis lo que se considera “normal” y por lo tanto relativiza los valores fundamentales de los órdenes sociales, lo que ha llevado a que se considere a la locura y a los locos como un mal demoníaco, un signo de marginalidad y, en nuestros tiempos, una enfermedad. Sin embargo, en la Literatura la locura ha sido rescatada pues permite representar y crear desde un lugar ignorado y más libre de las normas de lo que es bien visto socialmente. Te invitamos a reflexionar y comprender junto a nosotros cómo las obras literarias han representado la locura y su relación con lo que se considera normal.

¿Qué es la locura?

La definición de locura es necesariamente histórica, puesto que para cada época y sociedad ha representado una dimensión de la realidad diferente. Así las cosas, durante la Antigüedad, por ejemplo, se consideraba que los locos eran personas profundamente sabias y tan grande era su sabiduría que no era posible que vivieran con las personas comunes y corrientes, por lo que habitan en los márgenes de la ciudad y viajaban constantemente de pueblo en pueblo. Las personas normales les dejaban alimento y así cuidaban de ellos y les mostraban respeto a su saber. En cambio, en la Edad Media, se consideraba que los locos eran seres poseídos por el demonio y muchos de ellos eran enviados a la hoguera o recluidos en leprosarios, en los que convivían con enfermos de lepra. Si comparamos estas concepciones y relación con la locura con lo que sucede en nuestros tiempos, vemos un cambio radical, ya que para nuestras sociedades occidentales los locos son víctimas de “enfermedades mentales”, desequilibrios psíquicos que pueden ser tratados con medicamentos, terapias psicológicas y en algunos casos con la reclusión en algún centro de salud mental.
A pesar de que la forma de abordar la locura ha cambiado, vemos como siempre la locura representa una situación de marginalidad frente a la cual la sociedad reacciona marcando su diferencia y expulsándolos de la norma social, razón por la cual los locos siempre han habitado en espacios marginales de la ciudad y no es posible incluirlos en la normalidad.
En general, los locos muestran aquello que nuestra normalidad racional no desea ver, puesto que la locura manifiesta dimensiones irracionales ante las cuales el orden social y la normalidad no desean enfrentarse.

¿Por qué la locura es un tema literario?

Los personajes locos han permitido representar aspectos críticos de la sociedad y, de este modo, manifestar que la locura no es un fenómeno que simplemente podamos hacer a un lado, sino que los locos manifiestan aspectos de la sociedad que esta no quiere aceptar. Además, es una fuerza que amenaza, que expresa nuestros peores miedos ante las fuerzas irracionales. Por ejemplo, en el cuento “La gallina degollada” del escritor uruguayo Horacio Quiroga los hermanos retardados mentales quienes están privados de razón cometen el horrible crimen contra la única hermana “normal” que hay en la familia.

Los locos más famosos de la Literatura

Para terminar te presentamos dos locos fundamentales en la historia de la Literatura universal. El primero es Don Quijote de la Mancha quien con su locura demuestra la decadencia de su tiempo en el que ya nadie lucha por causas nobles, puesto que los valores de los caballeros no son más que fantasías o quimeras. El segundo loco famoso es Hamlet, quien al caer en la locura puede recién dejar de sentir miedo y razonar conforme a las normas sociales y así vengar a su padre matando a su tío asesino, es decir, la locura le da la valentía necesaria para poder honrar a su padre.

Anímate a seguir indagando sobre este tema. Te proponemos las obras teatrales “Esperando a Godot” y “El cepillo de dientes”.