Cómo tomar apuntes

Te invitamos a descubrir, cómo tomar apuntes de forma eficiente y clara; cuando te encuentras en una clase o escuchando una presentación oral.


¿Qué es tomar apuntes?

Tomar apuntes, consiste en escribir en un cuaderno, o papel, la información que estás recibiendo, de un emisor, experto en una materia determinada; como puede ser un profesor o un especialista, que presenta un tema dentro de un seminario o charla de tu interés. Esta actividad, puede resultar muy compleja, pues requiere de tu atención exclusiva, de la retención de las ideas importantes y la escritura a un ritmo rápido, de dicha información. Todo lo anterior, hace de esta tarea, una misión imposible de resolver, sin el conocimiento de una técnica o estrategia para enfrentarla. A continuación, te enseñamos cómo tomar apuntes de forma eficiente.

Pasos para tomar apuntes

Para realizar una buena toma de apuntes, debes considerar los siguientes pasos:

1. Investiga con tu profesor, acerca de qué tratará su clase, antes de que te presentes en ella, así, puedes leer información sobre dicha temática y esto, facilitará la toma de apuntes, pues no será necesario que anotes gran cantidad de información: ya la sabrás.

2. Relee el contenido aprendido en la clase anterior, así, estarás conectado con la temática sobre la cual deberás tomar apuntes y, no será tan complejo realizar esta tarea.

3. Ten preparado tu cuaderno, hoja o block de apuntes; en una página limpia.

4. Coloca, en uno de los márgenes superiores de la hoja, la fecha. Esto puede resultar de utilidad, si luego, requieres completar algún dato, con un compañero o asistente a la exposición.

5. Coloca un título a la página, que refleje el tema del que se tratará la presentación que oirás.

6. Deja un página en blanco, al lado de la que utilizarás o, detrás de esta; para que puedas complementar lo anotado, con información de internet o libros, que te permitan comprender mejor, la temática que has aprendido.

7. Ten en tus manos un lápiz que te resulte cómodo para escribir y;  asegúrate que está en óptimo estado para su funcionamiento.

8. Selecciona previamente, el tipo de letra que utilizarás. Siempre elige aquella que te resulte más cómoda; es decir, que te permita escribir con facilidad y rapidez; y que, por sobre todo, sea clara, para que la puedas leer, cuando finalice la clase o presentación. Recuerda que los apuntes son personales, por lo que bastará, con que los entiendas tú.

9. Pon atención a lo que señala tu interlocutor. Este punto es esencial. No escribas todo lo que él dice o pronuncia. Primero, oye, lo que expresa y; luego, escribe de la forma más resumida posible, aquello que señaló. Para ello, válete de las pausas que tu emisor, realiza para respirar o para cambiar de tema.

10. Pon atención especial, en aquellas frases que señale el interlocutor, y que impliquen, que lo que señalará a continuación, será algo esencial para comprender el tema. Por ejemplo: en resumen, en otras palabras, es fundamental que, etc.

11. No escribas aquello que ya sabes sobre el tema, sino, puntualiza tus esfuerzos, en los aspectos que desconoces.

12. Aprende abreviaturas de palabras comunes, para que las puedas utilizar, durante la toma de apuntes, y así, te tome menos tiempo realizar esta actividad. También, puedes crear tus claves propias, siempre y cuando, luego, puedas recordar qué significan.

13. Elaborar un esquema o mapa conceptual del tema que estás escuchando, puede resultar de gran utilidad y rapidez, al momento de tomar apuntes. Además, es una ayuda inmejorable para retener información de manera visual.

14. Una vez terminado el proceso, lee lo que has anotado y si está muy desordenado, puedes reescribirlo en tu hogar o; destacar las ideas importantes con un lápiz de otro color. Lo importante, es que lo anotado, te sea útil para estudiar, posteriormente.