¿Cómo hacer un eslogan?

Aquí encontrarás la forma de hacer un eslogan en tan solo 5 pasos. Éstos te serán útiles para algún proyecto en el que tengas que construir una propaganda o publicidad. Recuerda que estos pasos tienen un carácter inductivo, pero una vez que los hayas dominado te será posible construir los tuyos.


Propaganda o Publicidad

El eslogan es parte del lenguaje publicitario y propagandístico, por lo tanto su objetivo le compete al discurso argumentativo. En otras palabras, tu propósito será construir un mensaje que busque convencer a un receptor acerca de una idea concreta. Para saber de qué tienes que convencer al receptor, es necesario que categorices tu proyecto:

a) Si tu propósito es convencer al receptor de que consuma un producto, entonces el slogan que realizarás es publicitario.

b) Si tu  propósito es convencer al receptor de que adhiera a algún político o visión política, o bien tu objetivo es prevenir al receptor de eventos no deseados, entonces el eslogan que realizarás es propagandístico.

Características fundamentales del servicio, producto o propósito 

El paso siguiente es hacer un estudio de los pro (características positivas) y los contra (características negativas) de aquello que pretendes poner a disposición de los consumidores (en el caso de la publicidad) o ciudadanos (en el caso de la propaganda).

Los pro tienen que ser potenciados en tu eslogan, pero además debe contener una idea que sea más fuerte que los contra.

Por ejemplo, para convencer a un receptor que consuma un detergente líquido de una marca específica podrías considerar lo siguiente:

PRO: Es fácil de utilizar, es de uso cotidiano, tiene un perfume agradable, etc
CONTRAS: Es un producto con mucha competencia, hay que mantenerlo alejado de los niños, tiene poca durabilidad, etc

Brainstorming y organizador gráfico. 

Ahora que ya tienes conocimiento de los PRO y CONTRAS de tu producto, servicio o propósito, es necesario que hagas una “lluvia de ideas” (brainstorming). Este proceso creativo siempre es más simple si se trabaja en equipo. Consiste en una instancia en la que se anotan todas las ideas posibles que vayan surgiendo para el eslogan. Irán surgiendo frases creativas y lemas cuyo propósito es rescatar los aspectos positivos de aquello que se pretende ofrecer al receptor. Debes anotarlas todas y organizarlas en un mapa conceptual o una lista libre.

Algunos ejemplos de eslóganes que rescatar el PRO de un producto, servicio u objetivo:

Apple: Think Different  
L’ Oreal: Porque yo lo valgo
Nike: Just Do It
Mastercad: “Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás existe MasterCard”

El carácter apelativo del slogan. 

Ahora que ya tienes una lista de diversas ideas para tu eslogan, ve verificando que cumplan con las siguientes características. Las que no cumplan con los requisitos ve tachándolas o sencillamente mejóralas.

a) Verifica que el eslogan tenga como principal propósito el bienestar del receptor.
b) Verifica que el mensaje sea fácil de comprender y que se pueda leer o escuchar rápidamente.
c) Como viste en los eslóganes presentados anteriormente, se trata de mensajes que asociamos inmediatamente a una marca. La retención del mensaje es sumamente importante. Mientras más empatice el mensaje con el receptor, más fácil será su recepción.

Figuras retóricas como potenciadores de un mensaje.           

Tanto por su potencial lúdico, como por su carácter estético, los publicistas y propaganditas han utilizado figuras literarias para potenciar sus mensajes. La retórica es el arma de los creativos. Como sabes, el eslogan debe ser una frase fácil de recordar, por lo tanto es fundamental que exista un interés por jugar con el lenguaje. Entonces, utiliza la lista de eslóganes que ya llevas, confirma que hayas verificado los puntos anteriores y poténcialo con alguna figura retórica:

Algunos ejemplos que podrían serte de ayuda para este paso:

a) La Aliteración, consistente en la repetición de un sonido al interior de una misma frase, por ejemplo:

“Mejor mejora Mejoral”

b) La interrogación retórica, consiste en hacer una pregunta de la cual no se espera una respuesta. Sucede en el eslogan de Adidas.

“Are you In?”

c) La Hipérbole consiste en la exageración o exacerbación de una idea para provocar un efecto. Naturalmente el receptor sabe que se trata de una exageración, pero ésta es bien recibida y produce un efecto.

Un ejemplo es la campaña mexicana de la empresa de telefonía Telcel.

“Todo México es territorio Telcel…”

Estos son solo algunos ejemplos. Puedes buscar en internet otros que podrían serte muy útiles.