El tópico Carpe Diem

Qué es el tópico Carpe diem, sus características y cómo construir un poema con este tópico en tres pasos.


¿Qué es el tópico Carpe Diem?

Para entender el tópico Carpe diem, primero debemos saber qué es un tópico literario.

Los tópicos literarios son motivos o lugares comunes que han sido recurrentes en la tradición literaria, y en la retórica en general, a través de la historia desde las culturas clásicas. Se nombran a través de una frase, usualmente escrita en latín, que refieren al conjunto semántico y temático del texto.

Los tópicos literarios son propios de la alta cultura, opuesto al origen popular del refrán y del proverbio, o de la índole personal del aforismo.

El tópico Carpe diem (en latín “aprovecha el día”) es aquel que reflexiona sobre aprovechar el momento, antes de que el tiempo pase y se pierda la oportunidad. Llama a gozar la juventud y el día presente.

Caracteísticas del tópico literario Carpe Diem            

1. El tópico Carpe diem habla sobre disfrutar el instante, por lo tanto el goce y el tiempo fugaz serán dos referentes importantes de este tópico.

2. El hablante lírico suele incitar a este goce del momento, por lo que se recurre a menudo a la actitud apelativa.

3. Un ejemplo de poema que recurre al Carpe diem como tópico principal es el siguiente soneto de Luis de Góngora: “Goza cuello, cabello, labio y frente, / Antes que lo que fue en tu edad dorada/ Oro, lilio, clavel, cristal luciente// No sólo en plata o viola troncada/ Se vuelva, más tú y ello juntamente/ En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

4. Carpe diem también es un tópico que se puede encontrar en canciones (que también son composiciones líricas). Un ejemplo es la canción de Joan Manuel Serrat “Hoy puede ser un gran día” como se ve en los siguientes versos: “Hoy puede ser un gran día. /Plantéatelo así, / aprovecharlo o que pase de largo/ depende en parte de ti. (…)/ No consientas que se esfume, / asómate y consume/ la vida a granel (…)”

5. El tópico Carpe diem lo podemos encontrar usado constantemente hoy en día en el ámbito de la publicidad. Slogans como “vive al límite” o “no pierdas un buen momento por un dolor de cabeza” son claros ejemplos de los usos que la publicidad ha encontrado para este tópico.

Cómo hacer un poema con el tópico Carpe diem en tres pasos.

A continuación te ayudaremos a construir un poema que contenga el tópico literario Carpe diem como motivo lírico principal en tres pasos de fácil ejecución.

1. La poesía nos habla desde la subjetividad del hablante lírico, por lo que al escribir un poema que tenga el tópico Carpe diem (aprovecha el día), piensa en que vas a hablar a otra persona (o a otras personas). ¿Qué debes decirle? Debes incitarlo a que goce del tiempo presente, de las oportunidades que están al alcance de sus manos antes de que se arrepienta de jamás haberlo hecho.

2. Como el mismo nombre del tópico indica, debes poner énfasis en el goce e intensidad de las experiencias y en el tiempo, en la singularidad del momento. ¿Cómo lograr este tipo de efecto? Puedes recurrir a comparaciones o metáforas que hagan relación con la naturaleza y la fugacidad de los momentos. Un ejemplo de esto es la flor que perderá los pétalos, la serpiente que cambia la piel. Puedes recurrir a analogías referentes al reloj de arena, etc.

3. Cualquier tipo de composición lírica puede utilizar el tópico Carpe diem. Pueden ser sonetos, églogas, décimas y hasta canciones. Lo importante en el tópico literario no es la estructura de poema, sino mas bien la temática o el motivo que sirve de intención a éste.