La leyenda: sus características y cómo construir una.

Qué es una leyenda, cómo es una leyenda y cómo construir una en tres pasos


A continuación procederemos a explicarte qué es una leyenda, los rasgos que constituyen sus principales características y cómo construir una leyenda creada por ti en tres simples pasos.

¿Qué es una leyenda?

Una leyenda es una narración proveniente de la tradición oral, que se ocupa de contar hechos naturales o sobrenaturales, dentro de un tiempo y lugar definidos, formando parte de la cosmovisión de una cultura.  Por lo tanto, la leyenda es un relato folclórico.

Como el mito, la leyenda busca dar explicación y/o fundamento a un hecho. Pero mientras el mito busca explicar el origen del mundo, la leyenda se basa en lo cotidiano y concreto, explicándose, por ejemplo, el origen del nombre de un lugar o la formación de un lago, etc. En este sentido también se distancia del cuento, pues siempre está ubicado en un lugar y tiempo reales, pues tiene bases históricas.

Otro rasgo distintivo de la leyenda es que su eje central es el hombre (a diferencia del mito que se centra en dioses y seres sobrenaturales). A diferencia del cuento, la leyenda no narra sobre un hombre singular, sino mas bien arquetípico, es decir, los personajes de la leyenda son el anciano sabio, el joven temerario, el héroe, etc.

¿Cómo es una leyenda?

Para poder detectar y construir una leyenda, te dejamos una enumeración de sus principales características.

1. La leyenda es una narración folclórica de tradición oral.

2. Intenta explicar y dar fundamento a hechos cotidianos, cuyo origen se remonta a un tiempo y lugar reales.

3. Sus personajes no son seres singulares, sino arquetípicos.

4. No habla sobre dioses, pero hay en ellas elementos sobrenaturales (sirenas, brujos, etc.).

5. Pueden clasificarse según su temática en tres grandes conjuntos. El primero es la etológica, que intenta dar explicación al origen de elementos de la naturaleza (montañas, ríos, lagos). Luego están las escatológicas que hablan sobre las creencias de la vida de ultratumba. Por últimos están las leyendas religiosas que cuentan historias sobre pactos con el demonio o sobre los hechos de justos y pecadores, etc.

6. También pueden clasificarse según el lugar de origen de las leyendas. En este sentido, las leyendas se dividen en rurales (las que se cuentan en zonas campesinas y que no funcionan en la ciudad), locales (propias de una provincia o zona específica) y por último se encuentran las leyendas urbanas, un tipo de folclore contemporáneo que circula en la ciudad.

Cómo construir una leyenda en tres pasos.

A continuación te ayudaremos a construir una leyenda, creada e imaginada por ti, en tres sencillos pasos. Recuerda que éstos son consejos, pero no son la única forma que puedes encontrar para hacer una leyenda.

1. Una leyenda se origina en un tiempo y lugar específicos, por lo que intenta pensar en un elemento de tu cotidianeidad para ser explicado. ¿Cuáles pueden ser estos elementos? Si vives en la ciudad puede ser desde el nombre de una calle o un lugar hasta un rasgo de costumbre, como por ejemplo por qué cierta calle no es transitada de noche. Lo mismo va para quien viva en una zona rural, puedes buscar explicación al porqué existen más caminos de tierra que pavimentados, etc. Intenta hablar del lugar donde vivas, pues siempre es el que conocemos mejor.

2. Recuerda usar personajes tipos. ¿Qué es un personaje tipo? Personajes que no tienen características singulares, sino rasgos comunes. Si vives en una zona rural puede ser el campesino bruto, el niño travieso o el anciano sabio, pues ha tenido un gran número de experiencias. En la ciudad, puedes utilizar al joven temerario o al niño que ya no juega al aire libre, etc. Si eres de un lugar específico está, por ejemplo, el charro, el huaso, el gaucho, etc. Puede sonar prejuicioso e incluso vago, pero ya que estamos explicando hechos pasados que dan origen a cierto elemento cotidiano, debemos intentar que podamos relacionar el personaje con la idiosincrasia del lugar o de cualquier persona que pudo haber habitado en ese tiempo y lugar.

3. Puedes mirar los ejemplos de leyendas clásicas para darte ideas. Busca referencias en leyendas nacidas del folclore de tu país o aquellos de la Europa Medieval, como el Cid Campeador, el Rey Arturo o Robin Hood, que son leyendas que constituyen ciclos alrededor de un personaje.