Verso alejandrino

A continuación procederemos a explicarte qué es un verso alejandrino, los rasgos que constituyen sus principales características y cómo construir un verso alejandrino creado por ti mismo en tan solo cinco pasos.


¿Qué es un verso alejandrino?

Para que comprendas en su totalidad qué es un verso alejandrino, será necesario que también definamos otros conceptos que se incluyen dentro de él, tales como hemistiquio o mester de clerecía. Lo primero que debes saber es que el alejandrino es un verso de catorce sílabas métricas dividido en dos hemistiquios. Un hemistiquio consiste en cada una de las dos partes en las que se divide un verso.

El alejandrino es un verso muy antiguo, que se cultivó mucho en la España del SXIII debido al mester de clerecía. El mester de clerecía, por otro lado, fue una actividad literaria que se realizó entre los siglos XIII y XIV.

¿Cómo es un verso alejandrino?

En la siguiente enumeración descriptiva encontrarás las principales características que están presentes en un verso alejandrino, de ésta manera te será más fácil reconocer un verso alejandrino cuando estés frente a él.

1. Como mencionamos anteriormente, es un verso muy antiguo cultivado en la España del siglo XIII, en plena Edad Media.

2. Gracias al mester de clerecía, el alejandrino perduró por muchos años. Este mester de clerecía consistió en una actividad literaria practicada en la Edad Media. Se caracterizó por tratar en sus poemas temas religiosos, por su renovación del lenguaje, por la creación de nuevas formas métricas y por su lengua romance.

3. El verso alejandrino está dividido en dos partes, llamadas hemistiquios. Esta división se produce, generalmente, por temas relacionados a la métrica o a la respiración.

4. En sus inicios, el verso alejandrino era, en su mayor parte, de rima consonante, es decir, en palabras simples, que las últimas letras de la última palabra del verso coincidían en su totalidad con las de los versos siguientes. Sin embargo, con el paso de los siglos el verso alejandrino se ha utilizado de muchas formas, pudiendo conformar rima consonante o no.

¿Cómo hacer un verso alejandrino en 5 pasos?

A continuación aprenderás a través de 5 pasos cómo construir tus propios versos alejandrinos. Te servirá de guía general a la hora de elaborar un verso alejandrino en cualquier tipo de texto, sea literario o no.

1. Primero que todo, debes recordar que el verso alejandrino es un recurso lírico. Por lo tanto, para poder crear tus propios versos alejandrinos es necesario que seas capaz de crear también un poema.

2. Para comenzar a escribir tu poema piensa en algún tema muy personal que desees comunicar. Los poemas, generalmente, son muy íntimos. Elige un tema, entonces, con el que te sientas cómodo para trabajar.

3. En tercer lugar, recuerda  que el verso alejandrino está compuesto por catorce sílabas métricas. Escribir poemas con estos versos no es fácil, por lo que te recomendamos leer algunos referentes. Un ejemplo de ellos es el poeta nicaragüense Rubén Darío. Acá te mostramos un ejemplo de uno de sus poemas, en el que se utiliza el verso alejandrino para realizar un soneto. Nosotros solo expondremos un fragmento:

Adornan verdes palmas el blanco peristilo;
los astros me han predicho la visión de la Diosa;
y en mi alma reposa la luz como reposa
el ave de la luna sobre un lago tranquilo.

4. Si te guías por el ejemplo anterior podrás notar las pausas entre cada hemistiquio. En el primer verso, por ejemplo, el primer hemistiquio sería “Adornan verdes palmas”, mientras que el segundo es “el blanco peristilo”. Fíjate que cada uno de los hemistiquios contiene siete sílabas métricas, lo que da un total de catorce para el verso completo. Intenta crear un verso que tenga las mismas características. No es necesario que tenga rima, eso déjalo a tu elección.

5. Para finalizar, fíjate que los versos que has creado contengan catorce sílabas cada uno. Además, revisa que tengan coherencia entre ellos. Muéstrale tu poema a alguna otra persona para que lo lea y pregúntale si ha comprendido el mensaje.