Figuras retóricas: La comparación

La comparación es una de las figuras literarias más utilizadas en poemas y composiciones literarias, pero también un recurso frecuente del lenguaje cotidiano.


Comparación:

Alta definición de imágenes.

La figura retórica comparación consiste en establecer una relación de semejanza entre dos ámbitos, seres u objetos considerando los rasgos o cualidades en los que tienen similitudes. Esta técnica linguística permite describir de manera más detallada y definida imágenes y símbolos poéticos ya que busca términos precisos de categorías distintas o paralelas a la que se está describiendo para darle una mayor claridad y representación a la misma. Al generar una interacción de ámbitos o categorías linguísticas, la comparación se parece mucho a la metáfora; sin embargo, la gran diferencia entre estas dos figuras retóricas es que mientras en la metáfora esencialmente se hace alusión a un concepto mediante términos de otro concepto, en la comparación el paso de un concepto a otro no es tan definitivo, sino que sólo se destacan los rasgos similares de ambas categorías. Esto se hace a través de los conectores COMO, CUAL, ASÍ COMO, MENOS, MÁS, TAN, IGUAL QUE, etc. los cuales diferencian en el discurso una metáfora de una comparación:

La chica de cabellos de oro —> Metáfora

La chica de cabellos COMO oro —> Comparación

Ejemplos:

El ambiente era nostálgico como un domingo lluvioso
La lluvia era como lágrimas de niña
La niña era como el primer día de primavera
Las primavera era como si no nunca hubiese existido la nostalgia.

 

y nos mordimos los dedos
como viola en un solo de chelo

Eres como una hormiguita
que me besa y me pica
que recorre mi espalda

(Juan Luis Guerra)