Formas de Organización del Discurso

Al comunicarnos mediante textos, son muchas las posibilidades de hacerlo y que exista una interacción real. Estos diferentes tipos de textos se distinguen por el tipo de elaboración que poseen y su estructuración interna, por la intención que tiene el emisor al producirlo, así como el para qué lo ha escrito o dicho, cuál es su objetivo. También se diferencian entre sí por el uso del habla, es decir, por los niveles o registros que se han de utilizar.


Textos Orales

  • Sintaxis poco elaborada, abunda el uso de oraciones o frases incompletas.
  • Los enunciados están relacionados entre sí por yuxtaposición y coordinación, existiendo dos oraciones con la misma calidad semántica.
  • Se usan frecuentemente muletillas.
  • El texto no es permanente, dura lo que se ejecuta oralmente.
  • Reiteración de palabras.
  • Es fundamental el apoyo de elementos paralingüísticos, como los gestos o movimientos.

Textos Escritos

  • Sintaxis más elaborada, las oraciones o frases son completas en relación a lo oral.
  • Se da mucha relevancia al sentido se cohesión del texto.
  • Presencia de conectores, que permiten elaborar los enunciados de un mejor modo.
  • Eliminación de las palabras usadas como “muletillas”.
  • Tiene una permanencia a medida que el tiempo transcurre.
  • Se cuida no repetir palabras, pues dan redundancia al texto y confunden a quien lee.
  • Se da especial cuidado al uso de la paralingüística, es decir, a la utilización de ortografía puntual, acentual y literal.

Existen cinco tipos de textos

Texto Informativo

Son los que están relacionados con la función referencial del lenguaje y que aportan información de diversa índole dentro de dicho texto (según sea el tema tratado, respecto a él), incluyendo – de modo claro – ideas principales y secundarias que entreguen contenido referencial, acerca de un hecho o acontecimiento. Ejemplos de este tipo de texto son la crónica, la noticia, el reportaje y la entrevista.

Texto Narrativo

Narra o cuenta sobre un hecho o suceso que ha acontecido, sea en un tiempo presente o a lo largo de un plazo determinado, también alude a las acciones que ocurrieron en esos actos y se hace mención a los que participaron allí, es decir, a los personajes. Estos actores vivencian una serie de sucesos, de modo progresivo.

La idea de este tipo de texto es crear mundos (ya que la narración puede ser de un hecho ficticio), entretener al lector o informar y lo hace de un modo de secuencia causa – efecto, donde todo se desarrolla en un tiempo específico y lo fundamental es la acción, los personajes y el ambiente donde se realiza dicha acción.

Tipos de Textos Narrativos

Literarios: leyendas, cuentos, fábulas, poemas, novelas; epopeyas, historietas o cómics y mitos (mundos ficticios).

No literarios: diarios, anécdotas, reportajes, relato histórico, crónicas; cartas, noticias, biografías (narran hechos reales).

Texto Descriptivo

Por medio de la función apelativa busca entregar información específica de algo o alguien, caracterizar, o mostrar – de modo concreto – a una persona o a una situación; en ocasiones esta entrega de datos se realiza de modo acumulativo, como una lluvia de ideas acerca de lo que se está informando; por ende, este tipo de texto no presenta un ordenamiento lógico o encadenado.

Es posible describir todo lo que nos rodea, sea si hablamos de sentimientos o de un lugar determinado y esta descripción se ejecuta en cualquier momento, por ello no es necesario considerar el factor del tiempo en este texto, pues acá ocurre que el tiempo se detiene para poder caracterizar o retratar ese “algo” que se describirá, tal como si fuese una fotografía o un video pausado. Ejemplos de este tipo de texto son las recetas de cocina, índices de libros, los inventarios, las bibliografías, diccionarios; avisos publicitarios y guías.

Texto Argumentativo

Este texto trata de persuadir o convencer a quien lee, sobre un punto de vista acerca de algún tema específico, es así que es necesaria la existencia de un emisor que tenga una opinión determinada, que la transmita a un destinatario (o varios) con el fin de hacerle cambiar de parecer o hacerle dudar acerca de su creencia, con la idea de que haga suyo el pensamiento planteado. Que el receptor acepte o acuñe lo que el emisor presenta, dependerá de los argumentos que este último utilice o dé al destinatario y de cuán válidos sean sus defensas respecto al tema en cuestión.

Para ello, quien habla, usará un lenguaje sofisticado, que no responde a cursilería pero sí a una mayor elaboración textual y será formal o informal según el contexto y propenderá al correcto uso de los nexos causales y consecutivos.

La forma de argumentar responde a:

tesis – contratesis – argumentos – bases – garantías – respaldos

Algunos ejemplos de textos argumentativos son los ensayos, debates, textos científicos, editoriales de un diario o revista; textos religiosos o teológicos y lingüísticos.

Texto Expositivo

Explica diferentes acontecimientos o situaciones, dando énfasis al uso del lenguaje para responder a las preguntas de:

  • Qué
  • Cómo
  • Por qué

La función principal de este tipo de texto es difundir o dar a conocer algo, presentarlo o enseñarlo, por medio de un lenguaje claro y ordenado, donde existe una idea eje o principal y una demostración de una hipótesis. A veces, este tipo textual, se presenta a través de una enumeración de datos y presencia de gráficos o tablas, con el propósito de facilitar al lector la comprensión de las ideas, dejando fuera los juicios subjetivos y de valor por parte del emisor.

Tipos de Textos Expositivos

Divulgativo: De comprensión sencilla y abierta a todo público, pues abarca a un mayor espectro, más común; por tanto el lenguaje utilizado es de fácil entendimiento.

Ejemplos: Conversaciones familiares, anécdotas, chistes, cartas informales, tipos de entrevistas, etc.

Especializado: Implica un mayor grado de comprensión del lector y el lenguaje utilizado es más complejo y elaborado, en ocasiones respondiendo a terminología propia de las ciencias. Ejemplos: conferencias, seminarios, simposios, charlas, informes, discursos (sean científicos, políticos u otros) y entrevistas formales.