Información explícita e implícita

A continuación conocerás las principales diferencias entre la información explícita y la implícita.


Información explícita.

Al momento de realizar la lectura de un texto nos encontramos con distintos tipos de información. Uno de ellos es el que denominamos como información explícita que corresponde a los enunciados que aparecen de manera textual, por lo tanto, que podemos destacar dentro del discurso. Veamos un ejemplo:

“¿Por qué las empresas nos discriminan solicitando pretensiones de sueldo, siendo que los empleados ya estamos en desventaja para negociar? La ley debería obligar a las empresas e transparentar los salarios que se ofrecen para cada cargo; de esa manera el desempleado no perdería tiempo ni dinero en una entrevista donde al final le ofrecen una cifra inferior a la esperada”.

En este caso, podríamos considerar los siguientes enunciados como información explícita:

  •  El emisor considera que los empleados están en desventaja en relación a las empresas.
  • Los desempleados pueden perder su tiempo asistiendo a entrevistas que no cumplen con sus expectativas de renta.
  • Las empresas discriminarían al solicitar sus pretensiones de sueldo a los postulantes.

Información implícita.

Un segundo tipo es la información de carácter implícita que se refiere a la que puede desprenderse o inferirse del texto en cuestión. En este caso es importante señalar que la dimensión de lo implícito siempre se justifica y emerge a partir de una información explícita, por lo que hay que tener cuidado y no basarse en conocimientos previos que podrían llevarnos a una abducción, es decir, una inferencia que no tiene pruebas. A continuación un ejemplo de la distinción entre abducción e inferencia:

Ante las siguientes dos premisas: “Los libros de literatura son caros” y “En mi mochila traigo libros caros” podríamos cometer el error de realizar una abducción al plantear que “En mi mochila traigo libros de literatura”. Esta supuesta inferencia se constituye como una abducción porque es una hipótesis, ya que no se propone que todos los libros caros que existen sean de literatura, por lo que la mochila podría contener otro tipo de libros.

A diferencia del ejemplo anterior, si las premisas son: “Los libros de literatura son caros” y “En mi mochila traigo libros de literatura”, sí podemos inferir correctamente que el emisor lleva libros caros en su mochila, ya que se menciona previamente esa información.

Información explícita e implícita en la comprensión de lectura.

A continuación veremos un ejemplo del funcionamiento de estos dos tipos de información en un ejercicio de comprensión de lectura.

“David Lynch es un director raro. Es un hecho objetivo. Un hecho, por otra parte, rentable para él y para muchas de sus extrañas películas aunque, no cabe duda, es el mejor contando historias estudiadamente incomprensibles. Pero, mucho antes de que a los progenitores de Mr. Lynch se les ocurriera concebir a su poliédrico vástago, había un tipo de Teruel, mal encarado y de infinito talento: Luis Buñuel, que marcó un camino que luego han recorrido muchos cineastas, David Lynch el primero. Claro está que, como señalan los críticos, ninguno ha alcanzado tal nivel de genialidad.

Ambos directores se sintieron atraídos en su juventud por la pintura. Siempre se consideraron artistas que llegaron al mundo del cine como única salida a la desbordante creatividad. Son caminos comparados e incomparables. El genio, deslumbra con Un perro andaluz (1929)” y La edad de oro (1930), mientras Lynch se hace un hueco en la industria gracias a Cabeza borradora (1977) y El hombre elefante (1980). Sin duda y salvando las distancias, ambos han bebido de fuentes similares, han tratado de mantenerse al margen de la industria cinematográfica como única salida para rodar con libertad e independencia, pero la cosecha ha sido bien distinta. Lógico.”

A partir de estos fragmentos podemos encontrar la siguiente información explícita:

  •  Buñuel produce sus películas en un tiempo anterior al de Lynch
  •  Tanto Buñuel como Lynch ingresaron al cine a partir de la pintura.

Por otro lado, podríamos considerar como información implícita:

  • Buñuel ha servido de inspiración a Lynch. Esta inferencia la realizamos al revisar el siguiente enunciado: “Luis Buñuel, que marcó el camino que luego han recorrido muchos cineastas”
  • La imaginación de ambos artistas es fuera de la común. Esto se desprende al leer: “Llegaron al mundo del cine como única salida a la desbordante creatividad”