La comparación: qué es, sus características y como hacer una comparación

A través de este artículo podrás comprender cómo funciona una comparación, ya sea en un texto literario o no literario, y conocerás sus características principales. Finalmente, aprenderás a escribir en tan solo 4 pasos tu propia comparación.


¿Qué es una comparación?

Si quieres saber lo que es una comparación, debes recordar que se trata de una de las figuras retóricas más utilizadas en la construcción de un texto poético. La comparación tiene una intención muy clara dentro del verso que estás construyendo, establecer un símil o semejanza entre dos ideas, objetos o lo que sea. De esta manera se aspira a evocar una imagen, y por ende, una sensación en el lector. La comparación además, tiene un fin didáctico, por lo que podría ser utilizado en ciertos textos no-literarios para visualizar algo y comprender de mejor manera una idea, por ejemplo “Italia, en términos de forma, es como una bota”

¿Cómo es una comparación?

A continuación  encontrarás una enumeración de las características de una comparación, será de ayuda a la hora de recordar lo más relevante de este recurso literario.

1. La comparación puede ser utilizada tanto en textos literarios (fin estético), como en textos no literarios (fin didáctico). Por esta razón, dentro de los recursos literarios, está categorizado como un recurso literario semántico.

2. El conector más característico de una comparación es el “como”. Esta idea puede resultar clave a la hora de buscar la comparación dentro de un texto, pues es confundido ciertas veces con la metáfora o la analogía.

3. Al construir una comparación puedes evocar una imagen por otra, pero también evitas la necesidad de representar por escrito cuestiones aspectuales. En otras palabras, te facilitad la tarea como escritor, así como también facilitas al lector su tarea decodifidando el texto.

¿Cómo hacer una comparación en 4 pasos?

A continuación encontrarás una manera práctica de construir tu propia comparación. Estos pasos estarán focalizados en su uso en un texto lírico, pues es el que presenta mayor dificultad para un estudiante. Podrás utilizarlo cuando tengas que elaborar algún texto poético, ya sea para la escuela, un concurso o por algún proyecto personal.

1. Lo primero que debes recordar es que dentro de un texto, sea cual sea, la comparación es un recurso que te permitirá representar o producir una imagen en el lector. Esto se consigue estableciendo una semejanza entre dos ideas y/o elementos. No solo es un recurso de estilo, también dota de expresividad una frase, volviéndola más representativa de aquello que quieres que el lector comprenda. ¿Qué es lo que quiero representar o que el lector visualice? Puede ser el árbol al que subías cuando eras niño, el primer auto de tu padre, la plaza donde jugabas cuando apenas tenías memoria, etc

2. A continuación, es importante que tengas claridad sobre el sentimiento que intentas transmitir, a través del hablante lírico, en esa imagen que quieres que el lector visualice. Supongamos que quieres que el lector visualice en tu poema el árbol al que te subías cuando niño, entonces debes tener presente el sentimiento que te producía subirte a ese árbol y qué quieres evocar en el lector. El sentimiento puede ser fascinación, alegría, felicidad, nostalgia, etc.

3. Ahora que tienes claro el sentimiento (motivo lírico) que quieres evocar en el lector, así como la imagen que quieres que visualice, estás listo para construir tu comparación. Como estamos en el lenguaje poético, puedes hacerla en base a cualquier objeto y/o idea que te remita al sentimiento que quieres producir. Supongamos que quieres hablar de un campo de trigo y evocar en el lector la melancolía que le produce al hablante ese campo, entonces una comparación sería: “Ese campo de trigo, es como ver nuevamente el cabello rubio de mi amada”.

4. La comparación tiende a ser confundida por la metáfora, e incluso la analogía. Sin embargo, tienen diferencias marcadas. Guíate por el conector “como”, el cual representará la intención de comparación o símil entre dos ideas.