La función referencial

Lo referencial, sus características y cómo construir un texto con el predominio de ésta función en 3 pasos.


¿Qué es la función referencial?

Cuando  hablamos de función referencial nos estamos remitiendo a todo aquello que hace relación con el contexto, es decir de todos los elementos extra-lingüísticos de una situación comunicativa. Ahora bien, puede hacer relación tanto al espacio-tiempo que rodea a los hablantes de una situación comunicativa o a los referentes o hechos a los que se pueda aludir dentro de una situación comunicativa. Existe un predominio del lenguaje denotativo, es decir un uso que no permite dobles interpretaciones, en oposición al uso del lenguaje connotativo. Las palabras con significación denotativa son aquellas que por defecto encontramos en el diccionario y que no debiesen aludir a otra cosa más que a la que se está refiriendo el emisor del texto.

Los textos en los que predomina la función referencial son aquellos en los que se presentan referentes y/o hechos de manera objetiva, los más característicos son los textos expositivos y los textos informativos. No debiesen existir apreciaciones personales ni visiones subjetivas de un hecho.    

Es característico en los textos donde predomina la función referencial el uso de deícticos, es decir el uso de palabras que permiten mostrar aspectos contextuales. El uso de pronombres, determinantes, marcas de lugar y de tiempo.

¿Cómo es la función referencial?

Para comprender cómo predomina la función referencial dentro de un texto, es necesario que reconozcas algunas características necesarias de las situaciones comunicativas.

1. Si quieres comprender cuáles son las funciones del lenguaje, es necesario que distingas qué elementos tienen que estar presentes dentro de una situación comunicativa. Estos elementos se conocen como factores de la comunicación, fueron inventados por el lingüista Roman Jakobson y son los siguientes:

Image and video hosting by TinyPic

2. Cada cual tiene una función específica dentro de una situación comunicativa.
El EMISOR codifica el mensaje (Por ej. “Hola”)
el RECEPTOR decodifica el MENSAJE (Por ej. “Me están saludando”)
el CANAL es el medio por el cual se envía el MENSAJE, (Por ej. a través de la voz)
el CÓDIGO es el sistema de signos utilizados para codificar el MENSAJE  (Por ej. español)
el CONTEXTO es el tiempo y lugar donde se desarrolla la situación comunicativa. (Por ej. Un salón de clases)

3. Las funciones del lenguaje surgen a partir de donde esté centrada la intención del emisor en los diversos factores de la comunicación del punto 1. y 2. Son las siguientes: Función emotiva o expresiva, función apelativa o conativa, función poética, función referencial, función metalingüística y función fática.

4. Nosotros nos focalizaremos en la función referencial, es decir aquella en la que el mensaje está centrado exclusivamente en el contexto. Los hechos se presentan de manera objetiva y clara.

¿Cómo hacer un texto con función referencial en 3 pasos?

A continuación encontrarás una los pasos para construir un texto donde exista un predominio de la función referencial, estos deberían permitirte construir sin mayores dificultades un texto de carácter objetivo y centrado en el contexto.

1. Antes de escribir un texto donde exista un predominio de la función referencial, es fundamental reconocer en qué tipos de textos se encuentra mayormente esta función. Anteriormente comentamos que esta función está presente de manera casi exclusiva en los textos informativos y los textos expositivos. En ambos el tema se trata de manera objetiva, evitando lo más posible cualquier valoración personal. Si vas a presentar referentes (hechos), es necesario que domines el tema del cual hablarás ¿cuánto sé acerca del tema que trataré en el texto que escribiré?

2. Supongamos que te vas a referir a un suceso ocurrido en tu ciudad o en tu colegio. A la hora de presentar los hechos acaecidos, es fundamental que sean presentados de manera clara y estrechamente ligados a la realidad. Evita cualquier opinión, ya sea en contra o a favor, pues la subjetividad no tiene mucho que ver con la función referencial. Podrías partir refiriéndote al tiempo y lugar en el que se sucedieron los hechos, para luego crear algún tipo de narración que presente los sucesos de manera clara y ordenada.

3. Imagínate que estás contando una historia que tiene que ser comprendida idealmente por todos de la misma manera. Una buena manera de comprobar que tu texto tiene un predominio de esta función es compartiendo con tus lectores la percepción de la lectura. Un buen texto con predominio de la función referencial será idealmente comprendido por todos tus lectores de la misma forma, al contrario de lo que sucede con un texto donde predomina la función poética, el cual invariablemente representará algo distinto para cada persona que lo lea. Intenta leer textos enciclopédicos, libros de historia universal o noticias y luego pregúntate qué entendiste, así irás comprobando a través de tu propio criterio por qué es tan distinto un texto objetivo que otro de carácter subjetivo, como una canción o un poema.