La Instrucción

A continuación, procederemos a explicarte qué es una instrucción, los rasgos que constituyen sus principales características, dónde puedes encontrar una y cómo construir una instrucción creada por ti mismo en tan solo cinco pasos.


¿Qué es una instrucción?

Una instrucción es una indicación que un emisor escribe para que el lector o receptor realice alguna acción en particular. Su finalidad es ayudar a que la persona resuelva algún problema de la realidad o se comporte de determinada manera. A un conjunto de instrucciones ordenadas y en secuencia presentadas en un escrito se le denomina instructivo. Existen muchos instructivos que enseñan a utilizar algún objeto, por ejemplo, muebles, celulares, computadores, entre otros. También existen instructivos de comportamiento que indican qué debe hacer una persona en ciertos casos o situaciones.

¿Cómo es una instrucción?

En la siguiente enumeración descriptiva encontrarás las principales características que están presentes en una instrucción, además de un mapa conceptual que te ayudará a comprender sus rasgos más importantes.

1. Una instrucción tiene que estar escrita de la forma más clara posible, ya que debe ser entendida rápidamente por el lector.

2. Generalmente, se presentan en orden secuencial, una después de otra.

3. Para escribirlas se utiliza la segunda persona de singular (tú, usted).

4. Pueden ser almacenadas en un instructivo, que también es ordenado y presenta instrucciones de forma clara y secuencial.

5. Los instructivos más conocidos son para enseñar a usar algún objeto en particular, como por ejemplo un celular. En ellos, generalmente se incluye una fotografía del objeto, un índice para ordenar las instrucciones y guiar al lector y luego se presentan las instrucciones que debe se deben seguir.

¿Dónde puedo encontrar una instrucción?

Las instrucciones están en todos lados y puede que no te des cuenta de las que lees en el día a día. En el transporte público, por ejemplo, existen instrucciones para indicarte cómo debes actuar en casos de emergencia. Otro tipo de instrucciones son las recetas, que te enseñan a cómo elaborar un alimento paso a paso y de manera clara. Los instructivos para aprender a usar algún objeto también incluyen muchas instrucciones. Si te das cuenta, existen instrucciones en muchos aspectos de la realidad.

¿Cómo hacer una instrucción?

A continuación aprenderás a construir tu propia instrucción siguiendo estos pasos. Te servirá de guía general a la hora de elaborar una instrucción en cualquier tipo de texto.

1. Primero que todo, debes pensar qué tipo de instrucciones deseas entregar. Como ya hemos visto, puedes escoger una receta para enseñar a realizar algún alimento, puedes hacer un instructivo de comportamiento de alguna situación en específico, puedes elegir enseñar a utilizar un objeto tecnológico como un computador, entre muchas otras opciones.

2. Cuando ya hayas escogido qué tipo de instrucciones quieres entregar, escríbelas todas en un borrador.

3. Intenta no usar tantas palabras para explicar algo. Recuerda que una instrucción debe ser lo más clara posible, y si es necesario, debe no ser tan extensa.

4. Cuando hayas escrito todas tus instrucciones en un borrador, debes proceder a ordenarlas de forma secuencial. Es decir, debes ordenar las instrucciones de tal forma que el lector realice lo que le estás pidiendo paso a paso. Piensa cuáles instrucciones deben ir primero y cuáles después.

5. Cuando hayas terminado el instructivo, intenta seguir tú mismo las instrucciones que has escrito para darte cuenta si los has hecho de forma ordenada y secuencial. Revisa los últimos detalles y modifica lo que creas no está bien especificado.