La Literatura en la Civilización Inca

Conoce la poesía recitada de los rituales religiosos incaicos y comprende cómo influía en la vida social y política de sus habitantes.


Durante el desarrollo de la civilización Inca, antes de la llegada de los españoles, una de las principales característica de esta cultura fue su carácter imperialista. Por esta razón, las expresiones literarias que tienen lugar durante este periodo tienen relación con la expansión política y, por lo tanto, cultural y religiosa de las costumbres que los pueblos que eran conquistados por los Incas debían adquirir, la cual se transmitía de forma oral. Te invitamos a profundizar en tus conocimientos sobre la poesía religiosa inca.

¿Por qué la poesía Inca es religiosa?

La poesía para los Incas era considerada como una forma de transmitir y comunicar para su comunidad. Aquello que era importante comunicar tenía directa relación con los intereses políticos de expandir el imperio y, por ello, la poesía transmitía en gran medida los rituales y creencias religiosas que identificaban al imperio y su cultura. Es necesario precisar que, si bien es clara la intención de enseñar a través de la poesía, el fin principal de este tipo de poesía era rendir culto y honrar a los dioses, quienes necesitaban de una constante retribución de parte de los seres humanos para atender a las peticiones y suplicas del pueblo Inca. Junto con servir como ritual para complacer a los dioses, la poesía inca era aprendida por la comunidad y así no sólo los propios incas aprendían su cultura, sino los pueblos conquistados.

poesíareligiosa_figura1

Literatura oral

Uno de los grandes impedimentos para investigar sobre la literatura de los incas es que estos no desarrollaron un sistema de escritura para registrar la poesía de sus rituales religiosos, por el contrario, la forma más adecuada para transmitir sus creencias religiosa era la oralidad.  Si consideramos la finalidad pedagógica o didáctica de esta poesía que ya mencionamos, en una sociedad sin métodos de escritura, la mejor forma de enseñar y aprender los ritos y creencias era a través de la palabra oral. Para ello, los sacerdotes incas utilizaban la rima y el ritmo de la poesía, ambos recursos que permiten memorizar con mayor facilidad. Por ejemplo, recordamos sin problemas las canciones que más nos gustan, en gran medida porque las canciones están construidas con versos y tienen, por lo tanto, ritmo, no sucede lo mismo con las novelas que más nos gustan. Algo similar ocurre con la poesía inca, puesto que el verso hacía accesible los conocimientos religiosos a la comunidad, de manera que estos fuesen divulgados por todo el imperio.

¿Cómo conocemos la literatura Inca?

Te preguntarás cómo, si la literatura era oral, podemos asegurar que los incas la utilizaban para sus rituales religiosos. La respuesta a esta interrogante es que algunos sobrevivientes y descendientes incas aprendieron a hablar español y a través de esta lengua pudieron registrar aquello que sus antepasados más cercanos les habían logrado transmitir. Gracias a ellos, hoy sabemos que el corazón de la cultura inca, esto es, su religiosidad, era la materia prima de su poesía, la que formaba parte fundamental de sus rituales a los que asistía todo el pueblo. Uno de estos personajes es el Inca Garcilazo, quien además de escribir sus propias creaciones y de poseer un gran talento literario, se dedicó a transcribir los versos incas que le enseñó su abuela.

incagarcilazo_figura2

Anímate a investigar sobre la religiosidad Inca a través de su poesía.