La narración ‘in extrema res’

Conoce qué es la narración ‘in extrema res’, sus características y 4 pasos para construir tu propia versión.


¿Qué es una narración ‘in extrema res’?

Para que puedas comprender qué es una narración ‘in extrema res’, primero debes comprender la diferencia que existe entre el tiempo de la historia y el tiempo del relato, dentro de un texto narrativo.

El tiempo de la historia, es el tiempo lineal en el que se suscitan los acontecimientos, más allá de la manera que escoja  el narrador para contar esa historia, es literalmente como una línea recta.

El tiempo del relato, es el tiempo que utiliza el narrador para presentar los acontecimientos. Pueden haber saltos temporales al pasado, al futuro o incluso pausas que pueden durar varias páginas. Para conseguir este efecto se utilizan anacronías temporales.

La narración ‘in extrema res’ (literalmente “en el final del asunto”) es un tipo de salto temporal, dentro del tiempo del relato, que consiste en contar los sucesos desde el final, para luego retornar al pasado y retomar el orden cronológico del tiempo de la historia. Solo volviendo al comienzo logramos comprender como él o los protagonistas llegaron a esa situación que se nos presentó inicialmente.

¿Cómo es una narración ‘in extrema res’?

Para que comprendas cómo es una narración ‘in extrema res’, debes intentar recordar los siguientes puntos clave:

1. Una narración ‘in extrema res’ es característicamente literaria (más comprometido con la ficción), sin embargo podría estar presente como un recurso dentro de una crónica periodística, que eventualmente responde más a un texto-no literario (más comprometido con la realidad)

2. Una narración ‘in extrema res’ consiste en contar la historia desde el final, para luego volver al comienzo. Se está jugando todo el tiempo con las expectativas generadas al comienzo, sin embargo se pueden traicionar esas expectativas en el desarrollo de la historia.

3. El salto elíptico que se hace al comenzar la historia desde el final para luego volver al comienzo,  se conoce como ‘racconto’, y responde a un salto elíptico extenso, en contraposición al flash-back, el cual es un salto temporal breve.

¿Cómo hacer una narración ‘in extrema res’ en 4 pasos?

A continuación encontrarás una manera práctica de construir tu propia narración ‘in extrema res’ en solo cuatro pasos. Te será útil para la construcción de una narración literaria, ya sea para la escuela o por gusto personal.

 1. En primero lugar, para construir una narración ‘in extrema res’, debes tener muy bien pensada la historia que intentas contar de principio a fin. ¿Qué historia voy a contar? Esto es muy importante, pues partir un cuento desde el final (‘in extrema res’) también puede ser un riesgo. En un cuento ‘in extrema res’ el final debe ser bueno y despertar expectativas, sin embargo al volver al comienzo de la historia, el proceso por el cual se llega a ese final debe ser incluso más emocionante e interesante para el lector.

2. En segundo lugar, piensa en una situación por la que valga la pena volver la historia al comienzo (racconto) ¿qué sucede al final de la historia que es necesario resolver? Podrías comenzar la historia desde final, cuando un criminal que nunca pensó que se volvería un criminal, se ve obligado a acabar con toda su familia; o bien, podrías partir la historia de un gran imperio caído y el retorno al comienzo puede ser la historia de cómo cayó ese imperio.

3. En tercer lugar, recuerda respetar la evolución y la involución de tus personajes. ¿Mi personaje involuciona o evoluciona a lo largo de la historia? Imagínate que al comenzar la historia ‘in extrema res’ nos encontramos con un anciano serio y misántropo que ha perdido la fe en la humanidad. Sin embargo, al retornar al comienzo de la historia, nos encontramos la juventud de ese personaje, un sujeto amable e ingenuo que confía plenamente en las personas. Es necesario que cuentes al lector, de manera verosímil y creíble, como es que ese joven se convirtió en ese anciano.

4. En cuarto lugar, te sugerimos que si tu relato llega al punto en el que comenzaste tu historia, dejes una pequeña sorpresa para el final. ¿Qué sorpresa guardé para el final del relato? Aprovecha que ya haz generado ciertas expectativas en el lector, sorpréndelo con algo más antes del final. Que hayas contado tu historia ‘in extrema res’, no significa que no puedas sorprender con algo más antes del final.