La rima consonante

A continuación te explicaremos en qué consiste la rima consonante, cuáles son sus características y cómo construir una estrofa con rima consonante en tres sencillos pasos.


¿Qué es la rima consonante?

La rima es un recurso fonético utilizado en el género lírico para otorgarle riqueza sonora y musical a una composición poética. Ésta puede presentarse de dos maneras: rima consonante y rima asonante.

Una rima consonante es aquella en la que, tanto vocales como consonantes, coinciden a partir de la última vocal acentuada. En otras palabras, los versos están correlacionados por una serie fónica que aporta musicalidad al texto poético.

Características de la rima consonante

Ahora te presentaremos una enumeración con las principales características o formas que puede adoptar la rima consonante. Esto con el fin de ayudarte, tanto en el reconocimiento de ésta en un texto poético como en su uso en tus propias creaciones.

1. La rima consonante puede organizarse de distintas formas en una estrofa, mas existen ciertas formas clásicas. La primera de ellas es la estrofa llamada serventesio, cuya forma es: A-B-A-B. Esto quiere decir que el primero verso tendrá rima consonante con el tercero y el segundo verso tendrá rima consonante con el cuarto.

2. Otra forma de organización clásica de la estrofa es llamada cuaderna vía, cuya rima consonante la misma en los cuatro versos. Esta estrofa fue utilizada y popularizada por el Mester de Clerecía.

3. La tercera forma es llamada cuarteto, de la forma: A-B-B-A. Esto quiere decir que el primer verso y el cuarto tendrán una rima consonante, mientras que el segundo y tercer verso tendrán otra rima consonante.

4. Un ejemplo de la primera forma, el serventesio (A-B-A-B), la encontramos en la siguiente estrofa del poema Las abarcas desiertas de Miguel Hernández: “Cada cinco de enero, / cada enero ponía/ mi calzado cabrero/ a la ventana fría.” Ejemplo de la segunda forma, la cuaderna vía, es el anónimo Libro de Alexandre: “Mester traygo fermoso non es de ioglaria/ mester es sin pecado ca es de clerezia/ fablar curso rimado por la quaderna via/a silauas contadas que es grant maestria”. Un ejemplo de la tercera forma, el cuarteto, podemos encontrar en el Soneto 81 de Shakespeare: “O bien te enterraré si tú te mueres; / o bien tú a mí, si parto yo primero. / Mas tu nombre será imperecedero/ y no el mío, olvidado entre los seres.”

Cómo hacer una estrofa con rima consonante en tres pasos

A continuación te ayudaremos a construir una estrofa que use la rima consonante como recurso sonoro en tres sencillos pasos.

1. Ya que la rima en general, y la consonante en específico, es un recurso fonético, necesitas tener en cuenta, a la hora de construir una estrofa con estas características, la métrica de los versos. Esto quiere decir que el número de sílabas de cada verso influirá en cómo fluya la rima. Sin embargo, para enfocarte en la rima consonante en sí, debes enfocarte en la última palabra de cada verso y hacer coincidir las consonantes y vocales que siguen a la vocal acentuada. Puedes usar cualquier tipo de estrofa (cuarteto, serventesio, etc.), lo importante es que le prestes atención a la musicalidad del texto.

2. En un escrito poético, los recursos que utilices no deben ser gratuitos. La rima consonante es una de muchas posibilidades a la hora de hacer poesía. Por tanto, debes tener presente qué estás buscando intensificar o qué intención hay detrás de tu elección. Un ejemplo claro es el free style, que recurre constantemente a este tipo de rima para darle un carácter oral y rítmico a las composiciones. La mnemotecnia también recurre a la rima consonante, pues facilita el recuerdo mediante la oralidad.

3. Para cerciorarte de que tus rimas tienen el efecto deseado, intenta leer tus escritos en voz alta y oye tu declamación. Grabarte o pedirle a alguien que escuche la declamación, también ayudará a alcanzar la musicalidad que esta rima consonante, también llamada rima perfecta, exige.