La sinestesia: qué es, su estructura y cómo construir una sinestesia

A continuación podrás comprender cómo funciona una sinestesia, aprenderás su uso extraliterario e intraliterario, y además conocerás sus características principales. Finalmente podrás escribir en tan solo tres pasos tu propia sinestesia.


¿Qué es una sinestesia?

Para que puedas comprender qué es una sinestesia, es necesario que hagamos su distinción extraliteraria (fuera del texto literario) e intraliteraria (dentro del texto literario).

Extraliterariamente se trata de un fenómeno lingüístico que experimentan algunas personas, mayoritariamente de memoria prodigiosa, que consiste en la asignación de características que son percibibles típicamente de una forma a través de otro sentido. Por ejemplo, ver sonidos o ver olores. En el texto de Borges “Funes el memorioso” se relata este fenómeno en la vida de un hombre que poseía la capacidad de percibir atípicamente los estímulos.

Intraliterariamente se utiliza artificiosamente para modificar un enunciado y darle un carácter más expresivo, por lo tanto la sinestesia también funciona como una figura retórica o literaria. Su uso más común se encuentra en el texto lírico (la poesía), posibilitando un tratamiento estético del texto, sintáctica (forma) y semánticamente (significado).

¿Cómo es una sinestesia?

Si nos focalizamos únicamente en el texto literario, la sinestesia es una figura literaria que consiste en otorgarle una sensación a un sentido que no le corresponde por defecto. La sinestesia también se puede entender como una fusión de los sentidos dentro de un texto. El hablante lírico se presentará profundamente arraigado a sus sentidos.

¿Dónde puedo encontrar una sinestesia?

La sinestesia, como figura literaria, se encuentra casi exclusivamente en la poesía. En el tratamiento estético que la sinestesia le da al texto es posible representar el efecto con el que las personas con capacidades sinestésicas pueden percibir el mundo. Desde evocar la sensación de estar viendo colores al escuchar música, hasta el efecto de saborear un sonido. La sinestesia en el texto poético intentará aumentar las posibilidades de percibir un objeto lírico, ampliando las posibilidades de su connotación (significado contextual).

Cómo hacer una sinestesia en 3 pasos

A continuación aprenderás en solo 3 pasos cómo hacer una sinestesia dentro de un texto literario. Te ayudará a comprender y aprovechar mejor esta figura retórica a la hora de escribir poesía.

1. Para construir tu propia sinestesia, dentro de un verso, es necesario que primero pienses en una persona, animal o cosa tangible que desees evocar dentro del texto poético. ¿sobre qué cosa tangible, animal o persona deseo escribir? Escoge uno en el que sepas que tienes que usar la mayoría de tus sentidos para percibirlo. Por ejemplo, una manzana: Se puede oler, tocar, saborear, ver, etc.

2. En segundo lugar, intenta focalizar tu atención en la manera en que tus sentidos se conectan con aquel elemento que hayas escogido. ¿cómo perciben mis sentidos aquellos elementos que escogí? Todo lo que nos rodea podría ser percibido por alguno de nuestros cinco sentidos principales. Intenta centrarte en aquellos que escogiste y haz una breve lista de los sentidos que utilizas con cada uno y lo que percibes con ellos. Por ejemplo,

1) Gusto – ¿Qué sabor tiene una manzana? Dulce
2) Olfato – ¿Qué olor tiene una manzana? Frutal
3) Vista – ¿Qué color tiene una manzana? Rojo
4) Audición – ¿Qué sonido tiene una manzana? –
5) Tacto – ¿Qué textura tiene una manzana? Suave

 Y posteriormente redacta un texto libre que ordene tus percepciones. Éste quedó así:

1) La manzana tiene un sabor dulce
2) La manzana tiene un olor frutal
3) La manzana tiene un color rojo
4) La manzana no tiene sonido
5) La manzana tiene una textura suave

3. Para emular la sinestesia dentro de un texto poético, intentaremos representar un fenómeno similar al que se suscita en las personas que tienen capacidades sinestésicas. ¿cómo se leería el elemento que escogimos si cambiáramos las características asignadas por los sentidos en el ejercicio anterior? A continuación podrás observar cómo el texto anterior, con una simple variación, puede convertirse en un texto sinestésico.

1) La manzana tiene un sabor rojo
2) La manzana tiene un olor suave
3) La manzana no tiene color
4) La manzana tiene un sonido frutal
5) La manzana tiene una textura dulce

Puedes repetir el ejercicio y jugar con otros elementos hasta manejar la figura literaria.