Las cartas de Cristóbal Colón

Cartas que Cristóbal Colón envió a la Reina Isabel de España cuando llegó al continente americano.


Cuando Cristóbal Colón dijo en Europa que el mundo era redondo y que se podía llegar navegando a Oriente o “Las Indias” (como se le llamaba a las tierras orientales de China) nadie le creyó, salvo la reina Isabel de España, quien en un acto de confianza decidió financiar el viaje de Colón. A cambio, el navegante italiano prometió que las tierras que descubriera estarían bajo la soberanía de la reina y le informaría de todo lo que le pasara y lo que viera. Conoce aquello que Colón le informó a la Reina a través de sus cartas, desde que llegó a la isla de lo que hoy se conoce como Cuba en 1492.

Descubrimiento_figura1

¿Qué vio Colón cuando llegó a América?

Colón escribe su primera carta en 1493, y en ella describe usando adjetivos como “grandísima”, “deformidad hermosa”, “admirables”, “maravilloso”, “hermosísimas”, entre otros. Para Colón este continente aparece como un nuevo mundo, porque incluso para los indígenas, como describe Colón, era maravilloso encontrarse con los españoles. Sobre los habitantes nativos Colón señala que se admiraban de pequeños trozos de vidrio, pedazos de una pipa rota o un arco para cazar en malas condiciones, cualquier artefacto que los españoles llevaban consigo era motivo para estar maravillado. Colón se impresiona de la actitud de sorpresa de los indígenas y en esto podemos ver como se produce el encuentro entre indígenas y españoles, ya que para ambos el viaje de Colón significó un giro radical en la historia de cada una de estas culturas. Colón nos cuenta que los indígenas pensaban que ellos eran gente del cielo y que iban anunciando de aldea en aldea la llegada de estos seres. Colón se refiere a ellos como “confundidos”, pues para él los indígenas no podían entender que eran hombres como ellos, que no habían dioses, sino un sólo Dios, el de los cristianos. Este encuentro de dos culturas tan diferentes fue para Colón motivo para pensar que ellos tenían la misión de evangelizarlos, puesto que los indígenas si bien eran buenos, no tenían una cultura civilizada, pues no creían en su Dios. Esta razón, hizo de la conquista española una misión de evangelización.

Evangelización de América según Colón

Para Colón su empresa de conquista, como la llamaban los españoles, era en nombre de los reyes católicos. Cada vez que Colón llegaba a algún puerto, río, playa, aldea, decretaba que esos eran territorios para la reina y, por lo tanto, eran tierra que desde ahí se consideraban terrenos cristianos. En sus cartas Colón hace constante referencia constantemente a su misión de educar a los habitantes nativos, pues ellos no conocen a dios y por este motivo Colón siente la misión de darles a conocer al dios verdadero según los españoles. Dos motivaciones religiosas entonces guiaban la misión de Colón y ella además estuvo marcada por su creencia en que los indígenas se equivocaban, por lo que para Colón ya no se trataba sólo de encontrar una ruta a las Indas para poder mantener una vía de comercio que no pasara por las regiones árabes, sino de salvar las almas de los indígenas que se encontraban viviendo en el engaño. Sin embargo, Colón no logra explicarse racionalmente por qué la naturaleza americana es tan abundante y grandiosa (es una tierra cuya vegetación es de gran tamaño, especialmente en la selva caribeña, con grandes hojas, tallos, troncos insectos de grandes dimensiones), y por esta razón también atribuye a esta naturaleza obra de dios.

Te invitamos a conocer cómo Colón describe lo que a sus ojos es la gran maravilla del nuevo mundo.