El Racconto: una técnica narrativa

Te invitamos a conocer una técnica narrativa relacionada con la temporalidad del relato: el racconto.


El Género narrativo

El género narrativo puede ser definido como un relato ficticio, presentado, a través de la figura de  un narrador y en la que, unos personajes realizan acciones o acontecimientos, con el fin de alcanzar sus deseos; todo lo anterior, enmarcado en  un determinado contexto.

El tiempo en la narración

La historia de dichos personajes, se desarrolla, además, en un tiempo. Tiempo que el autor desarrolla de modo tal, que permita dotar de coherencia a los acontecimientos, permitiendo mantener el pacto de verosimilitud con el lector; dicho de otro modo, que aunque sea ficticio ese mundo narrado, resulte creíble para el destinatario del escrito.

Técnicas narrativas

Para lograr una adecuada disposición temporal, el escritor se vale de las denominadas técnicas narrativas. Las técnicas narrativas son un conjunto de recursos que permiten ordenar los acontecimientos, tanto de forma lineal o cronológica; como, de un modo disgregado. Dentro de los estos saltos temporales, encontramos el flashback, el racconto y el flashforward. Estas técnicas se conocen con el nombre de anacronías.

Cuando la anacronía corresponde a un recuerdo o viaje, hacia un suceso del pasado, se les denomina: Analepsis; y, cuando el quiebre temporal, refiere a un acontecimiento que se producirá en el futuro, se llama: Prolepsis. Hoy conoceremos una analepsis: el racconto.

El racconto

El racconto ocurre cuando se produce un quiebre en la organización temporal de los acontecimientos, para ir hacia el pasado. Este tránsito hacia un tiempo pretérito, es extenso; por lo tanto, gran parte de la narración transcurre dentro de este salto temporal; solo en el desenlace o muy avanzado el desarrollo del relato, se realiza el regreso a la situación presente de los personajes. Se utiliza esta técnica, cada vez que se requiere mucha información para poder explicar el comportamiento o los hechos que se producen en una obra literaria y que, por causas estéticas o artísticas, el autor, no ha querido explicitar al inicio de su escrito.

Ejemplo de racconto

A continuación, te presentamos un ejemplo de racconto.

Carlos se encontraba con un cuchillo en el cuello, sentía el aliento de su captor. La verdad, es que ambos estaban asustados, uno por ver su muerte cercana; el otro, su hermano, porque nunca pensó que tomaría esa decisión. ¿Por qué matar a su hermano?

Todo comenzó una fría tarde de invierno. Su padre, llegó a la casa con un niño de la mano y le comunicó a la familia: este niño, se llama Carlos. Es mi hijo. Desde hoy, vivirá con nosotros. Nadie pudo adivinar, en medio de la  sorpresa, todo lo que ocurriría después; todo, lo que les voy a contar ahora.

Explicación: Se produce un racconto, pues, la narración comienza en un punto indeterminado del presente y no se explicita cómo es que los personajes llegaron a ese punto, cercano a la muerte y al asesinato. La explicación de dicha situación, es la que dará origen, el resto de la narración.

Cómo crear un racconto

Si lo que deseas es incorporar un racconto dentro de una narración que estás creando, debes seguir los siguientes pasos:

1. Imagina una historia de forma cronológica, pero aún no la escribas.

2. Comienza a escribir tu historia, desde un punto en la mitad de los acontecimientos o incluso, desde su desenlace o clímax; si quieres lograr mayor tensión en el lector.

3. Congela la situación que estás contando y,

4. Comienza a relatar desde el pasado, cómo es que los personajes llegaron a ese momento en el presente.

5. Recuerda que este viaje al pasado debe ser extenso y abarcar gran parte de tu narración.

6. Finalmente, regresa a la escena inicial; y termina de contarla, llegando hasta el fin de tu obra.