Lírica: función estética

En el siguiente artículo podrás descubrir algunas herramientas que generan la estética de poemas y otras formas del género lírico.


Función estética de la lírica:

Las formas poéticas que agrupa el género lírico no sólo se caracterizan por expresar sentimientos y estados anímicos, sino también por un componente estético en donde las imágenes, objetos y motivos líricos se van construyendo a través de un lenguaje específico; un lenguaje poético y retórico que combinado con herramientas como el ritmo y la sonoridad arma una composición poética que finalmente puede ser considerada bella o armoniosa. Es posible decir entonces, que bajo la función expresiva del género lírico existe una función secundaria en donde se busca alcanzar la belleza a través de las formas poéticas.

Sonoridad y ritmo:

El hecho de que muchos poemas estén escritos para ser enunciados y leídos en voz alta tiene una razón de fondo: cada sílaba, al ir bajando o subiendo, y cada palabra, al acentuarse de cierta forma y siendo pronunciada y enfatizada junto a otras palabras, van formando una cadena de sonido específica que se manifiesta al ser declamada. Al mismo tiempo, la rima y ciertas figuras retóricas como la aliteración y la paranomasia también aportan a la sonoridad de las formas poéticas, provocando un efecto auditivo agradable. Es justamente por la sonoridad que el ritmo tiene un rol fundamental en poemas y canciones; al ser la estructura métrica del poema que ordena las sílabas en los distintos versos, tiene el poder de ir generando distintos tipos de rima, y así coolaborar también a la sonoridad armoniosa que generan este tipo de composiciones.

Imagenes poéticas:

Otro aspecto que aporta al carácter estético de la poesía es la calidad de símbolos e imágenes que va generando el hablante lírico durante el trascurso de la composición poética. A través de estos, el hablante tiene la capacidad de provocar cierta conmoción y estremecimiento en la audiencia que es capaz de identificarse o emocionarse debido a la descripción delicada de un atardecer, la evocación minuciosa de elementos de la naturaleza o la representación más fiel de la tristeza. El poeta puede generar este tipo de representaciones e imágenes sobre todo mediante el tipo de lenguaje que utiliza: el lenguaje figurado y retórico.

El lenguaje poético:

El lenguaje figurado es aquel que en oposición al lenguaje literal, se refiere a un concepto utilizando términos pertenecientes a otras ideas o conceptos. La metáfora es una de las figuras literarias que utiliza este tipo de lenguaje; Por ejemplo, al decir llueven lágrimas de los ojos del cielo se usan ideas del concepto llorar para referirse a la lluvia. Además de ésta, el lenguaje poético usa muchas figuras retóricas o literarias que producen símbolos y efectos estilísticos, tales como la anáfora, la antítesis, la parábola, el epíteto, el eufemismo, etc.