Literatura clásica

A continuación conocerás las principales características de la literatura universal clásica.


Este período literario considera desde las primeras manifestaciones orales hasta el siglo IV después de Cristo. Tradicionalmente se ha enfocado en el estudio de Grecia y Roma.

Contexto histórico.

Es relevante que revisemos los diversos sucesos históricos que estaban aconteciendo en esta época para comprender de mejor manera las obras producidas. Algunos de ellos son:

  • Surgimiento de la idea de democracia: Es muy común mencionar que la civilización griega forjó el concepto de democracia que permitía entender a todos los sujetos como iguales. Sin embargo, su noción de democracia excluía a las mujeres en general y a los hombres que no tuvieran una posición jerárquica importante. Esta situación explica los tipos de personajes que aparecen en los textos de la época que son mayoritariamente de origen noble.
  • Fragmentación política: El sistema de administración de la época se organizaba en base a distintas polis o ciudades que tenían cierto grado de autonomía. Este hecho permite comprender la conformación política y a partir de esto, las relaciones que se establecían entre los personajes de los textos.
  • Desarrollo del pensamiento científico y filosófico: Las civilizaciones clásicas desarrollaron gran parte de las primeras nociones de ciencia, filosofía y política. Esta situación es posible advertirla en las temáticas que abordan los textos escritos en este marco histórico.

Contexto cultural.

Otro aspecto importante son los acontecimientos culturales que rodean a las producciones literarias del momento:

  • Politeísmo: Tanto en la cultura griega como en la romana existía la creencia de una diversidad de dioses que regulaban las interacciones terrenales. Cada uno de ellos se relacionaba con alguna fuerza de la naturaleza, lo que a su vez permitía explicar los distintos fenómenos naturales. Este hecho es visible en la presencia de diferentes dioses como personajes de la literatura y a cuyo poder se supeditan los otros personajes.
  • Explicaciones míticas: Resulta habitual que los acontecimientos se interpreten a la luz de supuestos designios divinos asociados a los orígenes de distintos fenómenos.
  • Creencia en la predestinación: Ambas culturas consideran como parte de su cosmovisión al destino como un camino previamente trazado. Por este motivo, los personajes que luchan contra él viven circunstancias terribles por desafiar lo que los dioses habían decidido para ellos.
  • Visión antropocéntrica: Independiente de la relevancia que adquieren los dioses, el hombre como sujeto humano sigue siendo el centro de la creación literaria.

Contexto literario.

A continuación revisaremos algunas características destacadas del contexto literario:

  • Aparecen las primeras manifestaciones orales vinculadas a los relatos míticos que intentan explicar los orígenes del universo.
  • Comienza a pensarse lo que posteriormente será la división de los tres grandes géneros literarios.
  • Las problemáticas más recurrentes son la vida y la muerte. En este marco fue trascendental la creación de la tragedia como subgénero literario, ya que estaba asociada al héroe mítico que lucha contra un destino inexorable que lo lleva a la muerte.

Obras paradigmáticas.

Finalmente veremos algunos ejemplos de texto relevantes producidos en la época clásica:

  • La Ilíada de Homero.
  • La Odisea de Homero.
  • Edipo Rey de Sófocles.
  • Antígona de Sófocles.