José Joaquín Olmedo: Vida y obra

Te invitamos a conocer la vida y la obra de este importante escritor ecuatoriano, perteneciente al periodo  de Literatura Latinoamericana Independentista.


José Joaquín Olmedo y Maruri fue un importante escritor, abogado, jurista y político ecuatoriano, nacido en Guayaquil, el 20 de marzo de 1780. Hijo de un capitán de ejército y de una distinguida dama de la nobleza de ese país, a los ocho años se trasladó a la ciudad de Quito, en donde comenzaría su carrera académica en el Colegio San Fernando de los Padres Dominicos. Luego de eso, viaja a Perú para cursar la carrera de leyes, titulándose como abogado.

Dentro de su vida podemos destacar una férrea y continua lucha por participar en diferentes cargos públicos, así como también una fuerte vocación por el desarrollo artístico, esencialmente, las letras. También, gran parte de su vida la dedicó a la lucha independentista de su país y también de otra naciones americanas, como Perú y Bolivia. Tuvo una relación directa con Simón Bolívar, de hecho, tuvieron varas diferencias en relación a la independencia de Ecuador, siendo estas diferencias el puntapié inicial para el viaje a otras naciones que también vivían periodos independentistas. En Perú, fue electo como diputado y también ayudó a redactar la primera constitución de este país, logrando tener un gran reconocimiento en la historia nacional del país incaico. Luego de esto, fue enviado por Bolívar como diplomático a Francia e Inglaterra.

Características de su obra

Dentro de su obra podemos destacar una fuerte influencia del neoclasicismo y también de la ilustración francesa. Olmedo concebía la literatura como un artículo de primera necesidad educativa, pensamiento que también compartía con Bolívar. En este sentido, Olmedo trató de enseñar a través de su obra poética, dejando en claro que las nuevas generaciones debían aprender de grandes personajes históricos que marcaron y que defendieron a su patria. También es importante recalcar la forma en que Olmedo escribía: esta se caracteriza por un marcado tono clásico, con una rima elegante y también con características de epopeya.

Esto último queda claro en el poema La victoria de Junín o canto a Bolívar (1925)En él, Olmedo resalta la figura del libertador como un “Héroe americano” y su vital participación en “La batalla de Junín”, una de las últimas batallas de los ejércitos independentistas contra los realistas. En este poema que tiene características épicas, Olmedo se transforma en un rapsoda que canta las diferentes hazañas de Bolívar en el campo de batalla, transformando la lucha en una epopeya con características clásica, con la aparición de Dios comandando y ayudando al ejército independentista y guiando a Bolívar hacia la victoria.  A modo de ejemplo, podemos citar los siguientes versos:

“Nosotros vimos de Junín el campo,

vimos que al desplegarse

del Perú y de Colombia las banderas,

se turban las legiones altaneras,

huye el fiero español despavorido,

o pide paz rendido.

Venció Bolívar, el Perú fue libre,

y en triunfal pompa Libertad sagrada

en el templo del Sol fue colocada.”

También podemos nombrar diferentes obras que tienen las mismas características: Oda al general Flores, vencedor de Miñarica (1843), Elegía en la muerte de la Princesa de Asturias y Alfabeto para un niño, esta última, su obra más didáctica y educadora. Olmedo también ofició de periodista, propagando un mensaje de independencia tanto en Ecuador como en Perú; luego frente a la autonomía del Ecuador y, finalmente, por la dignidad de los indígenas americanos.

Muerte

Olmedo Fallece en 1847, a los 67 años, en Guayaquil, su ciudad natal. Sin embargo, su legado e importancia en la historia latinoamericana sigue vigente.