Locus amoenus: tópico literario

Qué es el tópico Locus amoenus, sus características y cómo construir un poema con este tópico en tres pasos.


A continuación te explicaremos qué es el tópico literario Locus amoenus, cuáles son sus principales características y cómo construir un texto literario usando este tópico en tres simples pasos.

¿Qué es el tópico Locus amoenus?

Para entender el tópico Locus amoenus, primero debemos recordar qué es un tópico literario.

Los tópicos literarios son motivos o lugares comunes que han sido recurrentes en la tradición literaria, y en la retórica en general, a través de la historia desde las culturas clásicas. Se nombran a través de una frase, usualmente escrita en latín, que refieren al conjunto semántico y temático del texto.

Los tópicos literarios son propios de la alta cultura, opuesto al origen popular del refrán y del proverbio, o de la índole personal del aforismo.

En específico, el tópico literario Locus amoenus (en latín “lugar ameno”) se refiere al motivo del lugar ideal o mítico, el paraje idealizado, un entorno natural que provoca anhelo y/o añoranza.

Características de un poema con el tópico Locus amoenus

  • El tópico Locus amoenus se refiere al “lugar ameno”, es decir, un entorno físico idealizado.
  • Usualmente, el hablante lírico describe en éste la naturaleza y sus bondades, como lugar de reflexión y de encuentro.
  • Un ejemplo de este tópico se encuentran en las églogas (composiciones de amor bucólicas). Así es como sucede en la “Égloga I” de Garcilaso de la Vega: “Corrientes aguas, puras, cristalinas, /árboles que os estáis mirando en ellas, /verde prado, de fresca sombra lleno.”
  • Locus amoenus puede ser también el lugar del amor, el disfrute y el gozo. Como tal fue un tópico destacado dentro del romanticismo, como lo podemos ver en el poema “Soledades” de Antonio Machado: “En una huerta sombría, /giraban los cangilones de la noria soñolienta. /Bajo las ramas obscuras el son del agua se oía. /Era una tarde de julio, luminosa y polvorienta.”
  • Este tópico no sólo está presente en composiciones líricas. Pueden ser encontrados en otros textos, como las cartas de relación escritas por los conquistadores de América, como las escritas por Hernán Cortés y Pedro de Valdivia.

Cómo hacer un poema con el tópico Locus amoenus

A continuación te ayudaremos a construir un poema de tú autoría con el tópico Locus amoenus en tres pasos, ya sea para tus tareas escolares como para aquellos proyectos de índole personal. Recuerda que estos pasos son sugerencias de cómo llegar a construir una composición lírica con este motivo, por lo tanto, no es la única manera de hacerlo, sino una sugerencia.

1. La poesía siempre habla de la subjetividad del autor, por lo tanto, para escribir un poema con el tópico del lugar ameno, intenta pensar en tu lugar ideal o un lugar en el que has estado y añoras volver. ¿Cómo escribir sobre el lugar ideal? Descríbelo en detalle y con intensidad, poniendo emociones que enfaticen su importancia en el texto.

2. Como el nombre del tópico lo dice, el Locus amoenus nos habla de un lugar, por lo que lo central de tu poema tienen que ser las bondades del paraje o entorno idealizado que construyas. ¿Cómo enfocarse en el lugar para construir un poema? Puedes referirte a la paz o tranquilidad que te inspira, a la alegría y gozo que te trae el paisaje, sus frutos, sus aguas, etc. Ten presente que un tópico literario ha estado presente en la tradición literaria desde la antigüedad, por lo que intenta evitar los clichés.

3. Cualquier composición poética puede presentar el tópico Locus amoenus, ya sean églogas, sontetos, romances, etc. Lo importante para construir el tópico es el motivo del poema, por lo que también un poema libre, es decir, sin una métrica o número de versos específico, pueden usar Locus amoenus. También puedes usar el tono que quieras, puede ser añoranza, nostalgia o melancolía, como también puede ser júbilo, amor, etc.