Mundos de la literatura: absurdo

A continuación aprenderás las características principales del tipo de mundo absurdo.


En el mundo absurdo no existe causalidad racional y los hechos referidos no guardan relación lógica con la realidad ni entre ellos. Esto explica que las decisiones de los personajes no obedezcan a ningún patrón esperable y que los temas más recurrentes sean el sinsentido, la enfermedad, el vacío, la locura, entre otros.

Este tipo de mundo fue muy frecuente en el siglo XX al alero del existencialismo, ya que se evidenciaba, a partir de una dimensión trágica, el sinsentido de la vida que acaba inevitablemente en la muerte.
Veamos un ejemplo:

“Mi cuñado tenía, por el lado paterno, un primo carnal uno de cuyos tíos maternos tenía un suegro cuyo abuelo paterno se había casado en segundas nupcias con una joven indígena cuyo hermano había conocido, en uno de sus viajes, a una muchacha de la que se enamoró y con la cuál tuvo un hijo que se casó con una farmacéutica intrépida que no era otra que la sobrina de un contramaestre  desconocido de la marina británica.”

(Eugenio Ionesco, La cantante calva)

En este caso vemos como no existe ninguna relación causal ni de ningún tipo entre los enunciados, situación que impide comprender la historia que se buscaba narrar.