Mundos de la literatura: utópico

A continuación conocerás el concepto de mundo utópico.


En el caso del mundo utópico se describe una realidad perfecta y armónica, en la que no existen conflictos de ningún tipo y el acontecer se desarrolla acorde a los valores positivos que predominan sobre los negativos. Por esto, es común que se utilicen ciertos elementos de lo maravilloso para enriquecer el relato y algunos tópicos literarios. En relación al narrador podemos decir que es omnisciente en la medida que conoce lo que hacen y piensan los personajes.

Este tipo de mundo recibe el nombre de utópico, luego que en el siglo XVI Tomás Moro utilizara esta denominación para nombrar un texto que trataba sobre un lugar imaginario, pero posible. Éste se caracterizaba por ser una sociedad perfecta, en la que no existían guerra ni diferencias sociales, y el hombre convivía armónicamente con sus pares. Veamos algunos ejemplos:

“Hace aproximadamente mil novecientos años reinaba en esta isla un soberano, cuya memoria adoramos en mayor grado. Este rey tenía un gran corazón, un inextinguible amor al bien y una inclinación fervorosa por hacer felices a su reino y a su pueblo”

(Francis Bacon, La nueva Atlántida)

“A pesar de encontrarme prisionero, no pude en los primeros días, dejar de admirar a mis enemigos. El muscogulgo, y sobre todo, su aliado el semínola, respiran alegría, amor y contento. Su andar es ligero, su trato sereno y abierto. Hablan mucho y con desparpajo; su lengua es armoniosa y fácil. Ni aun la edad puede arrebatar a los sachems esta sencilla jovialidad. Como los viejos pájaros de nuestros bosques, mezclan aún los antiguo cánticos con los aires nuevos de su joven posteridad.”

(Chateaubriand, Atalá)