Poema Épico

El poema épico es un tipo de texto del género narrativo. Conoce más sobre sus características y aspectos importantes.


Poesía épica:

El poema épico es un subgénero narrativo que consiste en un relato extenso que en general trata sobre grandes hazañas heroicas, en el cual el autor intenta presentar de manera objetiva sucesos reales o ficticios que acontecieron en un escenario espacial y temporal específico.  Aunque hay una gran presencia de poemas épicos físicamente escritos, la épica fue originalmente narrada oralmente y en muchos casos cantada junto con un acompañamiento musical o representada teatralmente. Relacionado con formas textuales populares, traspasadas oralmente y de estilo mítico y legendario, el poema épico se caracteriza generalmente por:

  • Estar escrito o cantado en un tono elevado y excelso que en muchos casos utiliza elementos del lenguaje poético.
  • Tener la presencia de un héroe muy idealizado; con gran fuerza y coraje, sentido del honor, rectitud, etc.
  • Aunque la narración puede ser sobre acontecimientos reales o inventados por el autor, generalmente la acción está en relación con una época del pasado que se intenta realzar o enaltecer. Es por esto además, que en la mayoría de los casos, la narración se realiza en tiempo pasado.
  •  Algunos elementos presentes frecuentemente en épica son los viajes y sus obstáculos, el destino, las intervenciones y relación con lo divino, factores sobrenaturales y mágicos, etc.
  • El poema épico es generalmente de larga extensión debido a que en muchos casos integra a otros géneros literarios (lírico y dramático)
  • Se relaciona con el cuento popular, el mito y la leyenda.
  • Estructuralmente, puede dividirse internamente a través de cantos, capítulos, etc.

Los orígenes de la épica responden a la épica latina  del siglo III a.c con manifestaciones como La Eneida de Virgilio y La Odisea de Homero. Sin embargo, es un género que se ha mantenido en el tiempo gracias a distintos autores que intentan inmortalizar y ensalzar ciertos acontecimientos o etapas de la historia. Un ejemplo de esto es el poema épico La Araucana, redactado por Alonso de Ercilla, como manera de relatar la Guerra de Arauco entre españoles y mapuches en Chile en el siglo XVI.

La araucana (fragmento) de Alonso de Ercilla y Zúñiga

 

PRIMERA PARTE

CANTO I

El cual declara el asiento y descripción de la Provincia de Chile y Estado de Arauco, con las costumbres y modos de guerra que los naturales tienen; y asimismo trata en suma la entrada y conquista que los españoles hicieron hasta que Arauco se comenzó a rebelar.

No las damas, amor, no gentilezas
de caballeros canto enamorados;
ni las muestras, regalos y ternezas
de amorosos efectos y cuidados;
mas el valor, los hechos, las proezas
de aquellos españoles esforzados,
que a la cerviz de Arauco no domada
pusieron duro yugo por la espada.

Cosas diré también harto notables
de gente que a ningún rey obedecen,
temerarias empresas memorables
que celebrarse con razón merecen;
raras industrias, términos loables
que más los españoles engrandecen:
pues no es el vencedor más estimado
de aquello en que el vencido es reputado.

Suplícoos, gran Felipe, que mirada
esta labor, de vos sea recibida,
que, de todo favor necesitada,
queda con darse a vos favorecida:
es relación sin corromper, sacada
de la verdad, cortada a su medida;
no despreciéis el don, aunque tan pobre,
para que autoridad mi verso cobre.

Quiero a Señor tan alto dedicarlo,
porque este atrevimiento lo sostenga,
tomando esta manera de ilustrarlo,
para que quien lo viere en más lo tenga:
y si esto no bastare a no tacharlo,
a lo menos confuso se detenga
pensando que, pues va a vos dirigido,
que debe de llevar algo escondido.

Y haberme en vuestra casa yo criado,
que crédito me da por otra parte,
hará mi torpe estilo delicado,
y lo que va sin orden, lleno de arte;
así de tantas cosas animado,
la pluma entregaré al furor de Marte;
dad orejas, señor, a lo que digo,
que soy de parte de ello buen testigo.