Publicidad y propaganda

A continuación conocerás los conceptos de publicidad y propaganda considerando sus principales diferencias.


La publicidad.

Esta forma de comunicación masiva se caracteriza por ser utilizada con el fin de promover un producto o servicio. Por lo tanto, el emisor crea un mensaje pensando en un receptor y eso implica que pretende persuadirlo o convencerlo a partir de las ventajas o beneficios de algo. Esto tiene como consecuencia que el enunciante puede identificarse con un productor, comerciante o publicista; mientras el receptor lo hace con un destinatario, público o cliente.

La publicidad puede ser creada por una empresa comercial o marca, por organizaciones sociales e incluso por particulares. Veamos algunos ejemplos:

“Decídete: Deja de fumar con el tratamiento más efectivo sin nicotina”

“Conviértete en un súper papá y llévalos a todos a vivir un súper verano con Cocha”

“Cierre los ojos y déjese llevar por el exquisito sabor de su dulzura”

“Tu piel quiere lo que tú quieres. Weleda, línea de cuidados para el rostro”

La propaganda.

Al igual que la publicidad, la propaganda como forma masiva de comunicación busca llegar a la mayor cantidad de receptores. El contenido de ella está centrado en conseguir la adhesión del receptor a una causa o ideología, siendo los tipos más comunes la propaganda política y religiosa. A continuación algunos ejemplos:

“Necesitamos voluntarios que crean en milagros”

“Vota por Pérez en las siguientes elecciones presidenciales”

“Llegó el invierno. Campaña de vacunación para niños menores de cinco años”

“Greenpeace: Únete por un planeta más limpio”

Similitudes entre la publicidad y la propaganda.

  1. Tienen como propósito alcanzar la mayor cantidad de receptores.
  2. Utilizan diversos recursos, ya sea gráficos o lingüísticos, para conseguir su propósito.
  3. Ambas aparecen en los distintos medios de comunicación.

Diferencias entre la publicidad y la propaganda.

  1. La publicidad establece relaciones de tipo económico, mientras la propaganda de orden ideológico.
  2. En la publicidad el propósito es que el receptor adquiera un producto o servicio, mientras la propaganda persigue conseguir la adhesión del mismo.