¿Qué es un esquema?

Qué es un esquema, y su utilidad para el estudio: ¿Cómo hacer un esquema?


Los esquemas son organizadores de la información de un texto que nos permiten captar sus ideas más importantes de un texto y disponerla de manera que a la vista podamos llegar a la síntesis y comprensión de lo que hemos leído o estudiado. A continuación te ofrecemos una explicación y un método para poder utilizarlos a la hora de estudiar o leer.

Definición de esquema

Los esquemas ordenan gráficamente las ideas principales, secundarias, ejemplos y claves para memorizar ciertos conceptos, ya sea de un texto o de una materia que estés estudiando. Por esta razón, es esencial realizar una lectura atenta del texto en cuestión o de los apuntes de la materia y para ello es necesario que subrayes con un color las ideas principales y con otro las secundarias. También te sugerimos destacar los ejemplos y las asociaciones que a ti te permitan recordar con facilidad las ideas del texto o de la materia. Por ejemplo, si asocias alguna idea con una película, canción o cuento anótalo, no importa de qué clase sean las asociaciones mientras te permitan recordar y aprender mejor pues este proceso es completamente personal y existen tantas formas de aprender como personas en el mundo.

¿Cómo hacer un esquema?

En primer lugar, relee lo que has subrayado ya sea de un texto o de tus apuntes de clases. La idea es alcanzar una comprensión de lo estudiado o lo leído y no necesariamente una memorización. Por esto, es fundamental que construyas el esquema de acuerdo a lo que tú has comprendido. Una vez que has releído busca la idea global o que abarca conceptualmente el sentido de lo que estudias, si estás leyendo un texto lo más recomendable sería usar el título de éste, aunque si así lo deseas puedes abstraer la idea más general. Esta idea o concepto global será el centro y encabezado de nuestro esquema y desde ahí se desarrollarán las ideas secundarias y sus detalles. Lo importante es que seas capaz de jerarquizar las ideas, por lo que luego de que ya tienes la idea principal busca las ideas que se desprenden o se subordinan de ella. Por ejemplo, si nuestra idea general es “El imperio Romano” las ideas secundarias podrían ser “Orígenes del imperio”, “Consolidación del imperio”, “Sistema político del imperio”, “Tradiciones culturales”, “Lengua”, etc, de las que a su vez podrían desprenderse en cada una de estas ideas secundarias un personaje importante, uno o más acontecimientos decisivos, antecedentes, o cualquier otra información que se pueda asociar a las ideas secundarias.

esquema_figura1

Lo que necesitarás

Para poder realizar un esquema es fundamental considerar las siguientes claves:
– Cuenta con un diccionario de calidad que te permita encontrar las palabras que no conoces. Este punto es fundamental para la comprensión pues para realizar una lectura comprensiva y atenta es imprescindible conocer las palabras que leemos.
– Lee al menos dos veces el texto y sólo durante la segunda lectura subráyalo. Te recomendamos visitar en esta misma página la entrada “Estrategias de compresión lectora“.
– Organiza la información jerarquizando las ideas principales, las secundarias y los detalles que pueden servirte o no.
– Realiza tu esquema usando si te es necesario distintos colores para diferenciar si estamos ante una idea principal o una secundaria o bien ante un ejemplo.

Lo importante es que puedas desarrollar una herramienta de estudio personal que te permita comprender el texto abordado y apropiarte de los conocimientos adquiridos.

Esperamos que estas claves te permitan integrar una nueva estrategia de estudio y de lectura. Atrévete a elaborar tus propios esquemas.