Ubi sunt: tópico literario

Qué es el tópico Ubi sunt, sus características y cómo construir un poema con este tópico en tres pasos.


A continuación te explicaremos qué es el tópico literario Ubi sunt, cuáles son sus principales características y cómo construir un texto literario usando este tópico en tres simples pasos.

¿Qué es el tópico Ubi sunt?

Para entender el tópico Ubi sunt, primero debemos recordar qué es un tópico literario.

Un tópico literario es un tema o motivación recurrente dentro de la tradición literaria y retórica. Se nombra con una frase breve, que refiere al contenido semántico del texto, usualmente utilizando el latín como lengua, pues provienen de la tradición clásica.

Los tópicos literarios se originan en la alta cultura, no así como los refranes que surgen de la cultura popular, y fijan contenidos formales y conceptuales.

El tópico literario conocido como Ubi sunt (¿Dónde están?, literalmente del latín) designa al tema y problemática de la muerte en la tradición literaria. Se pregunta por dónde están los muertos, a dónde han ido, qué es la vida y qué pasa después que ésta se ha acabado, entre otras cuestiones.

¿Cómo es el tópico Ubi sunt?

Para facilitar el reconocimiento de este tópico, te nombramos sus principales características.

  • El tópico Ubi sunt (¿Dónde están?) tiene como tema, o motivo central, la muerte.
  • El hablante lírico, por lo tanto, hablará de temas como el duelo, la ausencia, la insignificancia de la vida.
  • Este tipo de tópico no sólo está presente en la poesía. Puedes encontrarlo en textos religiosos, discursivos y en cualquier tipo de forma retórica (como en un discurso).
  • El ejemplo más significativo (y conocido) de poema con este tópico central es “Coplas a la muerte de su padre” de Jorge Manrique. Los siguientes versos son una muestra clara del motivo de la muerte presente en el poema: “Nuestras vidas son los ríos/ que van a dar en la mar, / que es el morir: / allí van los señoríos, /derechos a se acabar/ y consumir;”.
  • Autores que utilizan como recurso literario el epitafio, por ejemplo Ernesto Cardenal, se centran en este tópico como eje. Tomando este poeta como ejemplo, los siguientes versos, haciendo referencia a Jorge Manrique, son representativos del tópico Ubi sunt: “Hoy tecleo con alegría esta palabra muerte/ Morir no es como el choque de un auto o/ como un cortocircuito/ nos hemos ido muriendo toda la vida/ Contenida en nuestra vida” (Coplas a la muerte de Thomas Merton).

Cómo hacer un poema con tópico Ubi sunt

A continuación te ayudaremos a construir un poema propio usando el tópico Ubi sunt como motivo principal en tres simples pasos. Recuerda estos pasos son una manera de llegar a una creación con estas características, dentro de muchas otras que puedes encontrar. También ten presente que estos pasos pueden ser utilizados tanto para trabajar en tus proyectos escolares como para escribir tus proyectos personales.

1. Recuerda que los tópicos han sido constantemente utilizados en la tradición literaria y retórica desde la antigüedad, mas esto no significa que tengas que caer en lugares comunes o clichés. ¿Qué hacer para no caer en esto? Para empezar a construir tu poema con el tópico Ubi sunt, intenta pensar en transmitir tu mirada particular sobre el tema de la muerte.

2. Cualquier tipo de composición poética puede utilizar este tópico (soneto, romance, copla, incluso un epitafio o un poema libre), por lo que esta no debe ser tu principal preocupación. Entonces ¿cuál debe ser tu preocupación? Pues, debes centrarte en el motivo del poema. Puedes basarte en experiencias personales (cómo el duelo por un ser querido) o en temas que han preocupado la filosofía y religión mundial de todos los tiempos (qué hay después de la muerte, qué significa y cuál es la importancia de la vida frente a la muerte, etc.).

3. Dada la seriedad del motivo de la muerte y qué hay más allá de la vida, los poemas que utilizan el tópico Ubi sunt suelen ser solemnes. Sin embargo, eso no significa que ésta sea una pauta fija, por lo que intenta buscar un tono que te acomode al abordar el tema. Incluso un tono irónico puede funcionar si lo usas correctamente.