Variables de la Lengua

Cuando hablamos de los niveles o registros del habla, debemos saber que éstos se hallan dentro de un grupo más amplio, el que está determinado por una serie de variables.


Variable del Tiempo

Al analizar el modo de hablar de años atrás y compararlo al de ahora, notaremos algunas diferencias. Al leer el llamado castellano antiguo cuadernavía en algunos textos hispánicos o chilenos (siglo XVII, XVIII), hallaremos que la lengua ha presentado un cambio, quizás no relevante en su fondo, pero notorio en su forma.

Ejemplo de cuadernavía:

Dióme el dolor tan sin tasa
y con tal tasa el placer
ese mundo que mentáis,
que los días de mis años
conté en él por desengaños,
y huyo de él

José Zorrilla, “Don Juan Tenorio”

Podemos ver que la lengua cambia a medida que transcurre el tiempo y van desapareciendo algunos términos o palabras y naciendo otras, marcando a las distintas generaciones; por ejemplo, nuestros abuelos utilizaban “cafiola” en vez de “bacán” que utilizamos hoy.

Variable Geográfica, de Lugar o Diatópica

Pondremos como ejemplo al español. En casi toda América se habla éste como idioma principal; pues bien, en cada país esta lengua “sufre” de variaciones específicas, es decir, el castellano que se utiliza en Chile es distinto al castellano que se usa en Argentina, aun siguiendo ambos países la misma línea idiomática.
Asimismo, éste puede variar dentro de un país, por ejemplo, los chilenos del sur poseen modismos o entonaciones verbales distintas a las que utilizan los chilenos de la zona centro o norte, pero todos ellos siguen siendo del mismo país y compartiendo el mismo idioma de base.

Chile“Tú tienes”
Argentina“Vos tenés”

Chile Sur“Está privao´”
Chile Centro“Está enojado”

Variable Sociocultural o Diastrática

Este factor está relacionado al nivel educacional de los hablantes, que derivan en los dos registros principales: culto e inculto (y sus niveles intermedios) y corresponden a la motivación social y cultural de las personas, así como también del contexto en donde se desenvuelven y desarrollan las mismas.

Variable Estilística o Diafásica

Corresponde a las relaciones de simetría o asimetría que se da dentro de un diálogo, las que están determinadas por la jerarquía de los hablantes, por el contexto y tema a tratar.

Esta variable tiene que ver con la utilización que se haga de la lengua, considerando la actitud lingüística de los interlocutores.

Otras Variables

Los factores antes citados son los preponderantes para determinar una variable de la lengua, pero también hay otros elementos que influyen. Nos concentraremos en dos:

Sexo

El lenguaje de ambos sexos no es muy disímil entre sí, pero los hombres no utilizan (por lo general) algunas palabras que sí emplean las mujeres, es así, que resultaría extraño oír a un varón verbalizando una frase del tipo: “Qué atroz, ¡me muero!”; sin embargo, se nos hace común escuchar esa frase de boca de una dama y oírla hablar un poco más rápido que el sexo opuesto.

Jergas

Existen códigos propios en algunos campos profesionales, es decir, que ocupan un lenguaje específico para su área, léxico que es entendido por los miembros del mismo grupo. También hablamos de jergas cuando nos referimos al habla de los jóvenes, que mantienen sus propias palabras y neologismos (invención de nuevos términos), para identificarse con los pares dentro de la sociedad. El lenguaje del “coa” es un ejemplo de este tipo de léxico determinado, pues es el código lingüístico que utilizan los delincuentes para comunicarse, sin contar que muchas de sus palabras están siendo usadas por el público en general, de modo informal, es así como la dura, los ratis, pacos, dar jugo, entre otras, se han sumado al léxico de la población no miembro del hampa.