La Leyenda del Callejón del Diablo

Conoce la leyenda colonial de cómo por “ingenuo” un hombre da muerte a su hijo en el callejón de maestros.


En la época de la colonia, atrás de la escuela normal de maestros, existió un callejón donde había una gran casa en donde vivía una joven muy hermosa, y feliz con su marido y su hijo. Al paso del tiempo, el niño creció y tuvo que ir a estudiar a la universidad al extranjero, quedando así solo la señora con su marido.

Una mañana su esposo salió a trabajar, era de noche cuando iba de camino a su casa, un viejo todo de negro con la cara cubierta le toco el hombro, y dijo: “tu esposa te engaña”. El hombre dijo: “no lo creo, ¿quién eres tu?, mi esposa no sería capaz de hacerme eso”, el viejo dijo: “regresa a tu casa y míralo con tus propios ojos”, y se fue con una carcajada satisfecha.

El hombre salió emprendido a su casa con ganas de comprobar lo que decía ese viejo misterioso. El hombre al ver que su esposa se encontraba abrazando a un joven, sacó una navaja y se la enterró en la espalda al joven. Al ver al joven caer, la mujer dio un grito muy fuerte. El hombre al ver al joven tirado, descubrió que era su hijo que regresaba de la universidad, el hombre vio al mismo hombre pasar con una carreta y le dijo: “que ingenuo eres”.