5 Fuerzas de Porter: análisis del microentorno

Análisis de las fuerzas de productos sustitutos, nuevos entrantes, poder de negociación de clientes y proveedores, y rivalidad de los competidores.


En la publicación “Análisis PESTA: análisis del macroentorno” se hizo referencia a un análisis de tendencias globales. En esta publicación se analizará el Microentorno con las 5 Fuerzas de Porter. Este análisis lleva el nombre de su creador, Michael Porter, uno de los reconocidos “padres” del Marketing, quien en 1980, postuló con este modelo que hay 5 fuerzas o factores que determinan una rentabilidad a largo plazo en relación a la competitividad de la industria.

Las 5 Fuerzas de Porter

Este análisis es del Microentorno ya que analiza las variables directamente relacionadas con el giro de la empresa y/o la categoría de productos que ofrece.

Las 5 fuerzas o factores que determina Porter son: el poder de negociación de los clientes, el poder de negociación de los proveedores, la rivalidad entre competidores, el poder de los productos sustitutos y la amenaza de nuevos entrantes (o barreras de entrada).

Poder de Negociación de los Clientes

Se trata de la capacidad de negociación que tienen los clientes, y se define principalmente por la posibilidad que tienen los compradores de reemplazar el producto que ofrece la empresa (cantidad de productos sustitutos y de competidores en la industria). Si existen muchos compradores en el mercado y pocas ofertas, entonces el poder de negociación de los clientes será menor, debido a que no tendrán grandes posibilidades de regodiarse o de evaluar demasiadas alternativas. Si existen pocos compradores en el mercado, en comparación con la cantidad de ofertas, entonces el poder de negociación de los compradores será mayor, debido a que tendrán muchas alternativas de dónde elegir su satisfactor.

Suele suceder, que cuando los mercados están saturados, es decir, existen demasiados oferentes y ya la mayor cantidad de los consumidores tiene un satisfactor, entonces el poder del comprador también es alto.

Poder de Negociación de los Proveedores

Sucede la misma relación entre Cliente-Empresa descrita anteriormente. Se trata de la posibilidad que tiene la empresa de elegir entre diferentes alternativas de proveedores, dependiendo de la cantidad existente de los últimos y del estado del mercado. Si existen muchos proveedores de un mismo insumo y la empresa tiene muchas opciones para elegir, entonces el poder de negociación de los proveedores será bajo. Si existen pocos proveedores y pocas alternativas para adquirir insumos para la empresa, entonces los proveedores tendrán un mayor poder, lo que significa que podrían aumentar los precios y/o establecer las condiciones de venta a su favor.

Rivalidad entre Competidores

Se trata principalmente del nivel de saturación del mercado, del número de competidores en un mismo mercado, y de los factores diferenciadores de oferta que perciben los consumidores.

Si en un mercado relativamente saturado existen más oferentes que demandantes y pocos factores diferenciadores, entonces estaremos en presencia de un mercado con alto nivel de rivalidad. Por el contrario, si en un mercado relativamente nuevo, con pocos competidores, queriendo introducir al mercado un producto innovador y/o mejorado, entonces la rivalidad de los competidores no será muy alta todavía.

Amenaza de Nuevos Entrantes

Se refiere a las barreras de entradas existentes en el mercado en que opera la empresa. Si existen altas barreras de entrada, como por ejemplo: la inversión para entrar al mercado es muy alta, o se requiere experiencia y expertíz en el área para ser considerados como opción por los consumidores, entonces la amenaza de nuevos entrantes será menor.

Por el contrario, si existen bajas barreras de entrada, por ejemplo: que el producto o la oferta sea muy fácil de imitar y que no se requiera un alto monto de inversión, entonces la amenaza de nuevos entrantes será mayor.

Amenaza de Productos Sustitutos

Se trata de productos que no constituyen competencia directa, pero sí un producto que satisface una necesidad muy similar. Ejemplos de productos sustitutos: un oso de felpa es sustituto de una muñeca, una bebida gaseosa es sustituto del agua, un paquete de arroz es sustituto a uno de pastas, entre otros. Cubren la misma necesidad, pero son productos diferentes.

Si la necesidad que satisface el producto es básica o simple, como por ejemplo, el hambre, existirá mucha amenaza de productos sustitutos, ya que existen y existirán muchísimos productos que satisfacen el hambre. Por el contrario, si se trata de una necesidad más compleja, o de un producto que satisface varias necesidades a la vez, entonces existirá una amenaza de sustitutos mucho más baja.

Recuerda: El análisis de las 5 Fuerzas de Porter es muy útil para detectar antes de tiempo cualquier problema que pueda tener la empresa en el mercado.