Posicionamiento de Marca

Definición, importancia y estrategias para potenciar un buen posicionamiento de la marca en la mente del consumidor.


La Marca o el nombre comercial de un producto tiene muchísima importancia en el mercado; diferencia los productos y genera un gran impacto en el consumidor. Se le llama posicionamiento al lugar que tiene la marca en la mente de las personas, y para poder generar un posicionamiento adecuado, la empresa recurre a constantes recursos monetarios y humanos.

Posicionamiento de Marca

Cuando el consumidor pasa por el proceso de compra, la posición que ocupa la marca en su mente es fundamental para tomar las decisiones. El Posicionamiento se forma por todos los atributos que el consumidor considera importante, y la empresa juega un papel muy importante en comunicar adecuadamente los atributos del producto.

Todos los elementos del producto son un factor de comunicación; el color del envase comunica algo especial, el precio también comunica, el lugar en donde se exhibe el producto, etc. Por lo que no sólo es importante considerar la publicidad como influencia del posicionamiento, sino que todos los aspectos del producto deben ser consecuentes entre sí y con el consumidor.

Si la publicidad de un producto lo califica de lujoso o de ser de muy alta calidad, y el precio está bajo el promedio de mercado, entonces se producirá una confusión en el posicionamiento de marca ya que el consumidor promedio asocia la calidad y el lujo con el aumento del precio. Es decir, el consumidor en realidad no confiará en la publicidad ya que el precio del producto “le dice” que no es de tan alta calidad como dice ser.

¿Cómo se mide el Posicionamiento de Marca?

Debido a que el posicionamiento de marca se encuentra en la mente de los consumidores, no es un ítem fácil de medir. Las empresas miden el posicionamiento mediante encuestas e investigaciones que se realizan directamente a los consumidores, en donde se evalúa si recuerdan las actividades comunicacionales, si reconocen los colores, el logo, el eslogan, y si la prefieren antes que las otras marcas que estén disponibles en el mercado. A partir de la información obtenida, las empresas generan mapas de posicionamiento que permiten comparar los productos de la empresa con el resto de sus competidores, y esto les proporciona la base para generar estrategias que aumenten y/o mejoren el posicionamiento en la mente de los consumidores.

El posicionamiento tiene que ver netamente con las percepciones del consumidor. Por eso es muy importante que la empresa conozca a su mercado meta, no sólo en cuanto a datos demográficos como la edad, el lugar de residencia o el poder adquisitivo, si no también en cuanto a datos psicológicos como patrones de personalidad, estilo de vida y preferencias. De esta manera la empresa puede establecer bases de expectativas de los consumidores y resaltar los atributos que son importantes para el perfil de personas a las que se dirige, y así producir un posicionamiento de marca que resulte en la fidelidad de los clientes.

Recuerda: El posicionamiento de marca es un factor interno de los consumidores que depende de sus percepciones, por lo tanto la empresa no puede manejarlo completamente, pero sí puede influenciar mediante la generación de una marca consecuente con los productos y con un enfoque al cliente.