Resumen libro: El Salvador Violencia Intrafamiliar

Análisis del libro “El Salvador Violencia Intrafamiliar” – Oscar Martínez Peñate Y Lidia Flores Montalvo


Sociedad Informacional

Personajes

  1. Doña Prudencia
  2. Padre de Tirsa (Carlos)
  3. Tirsa
  4. Flor
  5. Tania (madre de Tirsa)
  6. Amadeo
  7. Camila y Rodolfo (abuelos paternos)
  8. Mauricio y Cecilia
  9. Mamalena (abuela materna)
  10. Tío Toño

Argumento

La violencia intrafamiliar es un tema muy bien ejemplificado en el libro que lleva su mismo nombre, en el primer capítulo: el encuentro, nos encontramos con un medio social empobrecido y difícil de manejar incluso para las personas que llevan toda su vida viviendo en esas circunstancias, como es el caso de Doña Prudencia, quien desea descansar de una vida enclaustrada en los quehaceres diarios, parece ser común el maltrato verbal, es parte esencial comprender a través de Tirsa, la pequeña de diez años que continuamente sufre el maltrato familiar de su padre, que los niños aún siendo pequeños son capaces de obligarse a si mismos a madurar para lograr sobrevivir al ambiente, Tirsa encontró una amiga imaginaria, de la que recibe consejos y que le explica que la familia tiene sus condiciones ideales, el bienestar, el trato igualitario y con respeto, el afecto y amor de una familia sin embargo no es el caso de Tirsa, quien interroga las razones por las que su hogar no es ideal, Flor le explica que el problema es la mala educación, la condición social de la familia es producto de las instituciones que la conforman empezando desde la misma familia hasta las instituciones de educación formal, donde debiera generarse un compromiso especial por educar para la eliminación de la desigualdad de género, y el machismo, conducta heredada y propiciante del abandono paterno de los hijos, la violencia física y hasta el homicidio, tan arraigado en Carlos, el padre de Tirsa, en quien se ejemplifica un victimario que se aprovecha de la cultura de indiferencia que existe en las personas con respecto a la violencia intrafamiliar, ya que golpea con cualquier cosa a Tania la madre de Tirsa, quien no lo deja por no repetir la historia de abandono paterno que ya había atravesado con su primera hija, y toma esta excusa para no dejarlo aún cuando le causa mucho daño, Carlos llega incluso al extremo de asesinar por presuntos celos a un vecino de su comunidad llamado Amadeo, quien en su humanidad solo trataba de aliviar la extrema pobreza en que la mayoría vivían, Carlos llega borracho continuamente y gasta todo lo que tiene en licor, de manera que las condiciones alimentarias son malas y se queja de ello echando la culpa de todos los males a su esposa Tania, es claro el perfil de abusador que se niega a ver que sus condiciones de miserabilidad son producto de sus decisiones y maltrato, debido a su carácter conflictivo, a ésta familia le ha resultado necesario vivir de manera inestable, les toca mudarse continuamente, del Congo a Ciudad Arce, a Chalchuapa a Coatepeque, Ahuachapán, sin nunca encontrar un lugar fijo donde vivir, y en cada lugar la violencia contra Tania encuentra cómplices, en los padres de Carlos Camila y Rodolfo y en los vecinos que callan, el hombre solo es feliz cuando tiene un hijo varón pues ha discriminado a sus hijas y esposa diciendo que no sirven para nada más que para llorar y pedir o para hacer las cosas mal, pisotea la dignidad de su mujer en cada ocasión lesionándole la autoestima y haciéndola responsable por el sufrimiento que le inflige. A Tirsa le cuesta muy poco entender lo que Flor le enseña, ya que ella lo vive en carne propia, a su corta edad ya ha visto morir a sus dos hermanos Cecilia y Mauricio, producto de la injusticia social, que del Estado que es incapaz de proveer lo necesario para evitar que los niños mueran de gripe o la imposibilidad de hacer algo por el pequeño Mauricio quien tuvo que pagar consecuencias por la drogadicción y maltrato de su padre.

Tirsa vive los únicos momentos de niñez verdadera, sin dolor ni preocupaciones, siguiendo su imaginación con Flor, la Orquesta del Bosque son un escape a la sórdida realidad que aqueja su existencia diaria, entre golpes y palizas, afligida por el olvido y la victimización de su padre, ve morir a las únicas personas que la apoyan y le manifiestan afecto, su abuela Mamalena y su tío Toño, el sentimiento de abandono y dolor es cada vez más agudo, y en las siguientes ocasiones igual tendrá que enfrentar su realidad escuchando a su padre culparla por existir y ser niña, ya que para él las mujeres no valen nada y son solo artículos para hombres, a pesar de todo el sufrimiento la niña se aferra a la vida, a pesar de haber sido constantemente amenazada por su padre con la destrucción de lo poco querido y valioso que le queda, por ese miedo y amenazas se niega en repetidas ocasiones a realizar denuncias formales contra él, aún cuando el abuso sexual ya se incluye en la lista de agresiones que sufre, Carlos no trabaja y encima de todo aprovecha la ausencia de la madre de Tirsa para abusar de ella, y es hasta que finalmente se niega a seguir permitiendo que le destruyan la vida, que finalmente la verdad que le oculta a su mamá queda al descubierto, no tenía la confianza para decirle a su madre porque siempre ella valoró más la palabra de Carlos sobre la de ella, finalmente el día que se rompe el silencio la justicia comienza a abrirse paso en la vida de Tirsa y su madre, huyen a casa de su abuelito y Carolina, la otra hija de Tania, los maestros y compañeros de educación básica fueron un apoyo determinante para dar por zanjado el periodo de abuso e iniciar catarsis, Carlos fue enjuiciado, y el caso de Tirsa y su familia dio pie a apertura de nuevos casos, aún así la sociedad demostró falta de conciencia al estigmatizar moralmente a quien ya no quería sufrir más y finalmente estaba tomando aire en sus pulmones con libertad de verdad.

Valoraciones Personales

La violencia es un fenómeno demasiado permitido, y es en muchas formas inducido por la falta de autoestima de los implicados, mujeres sometidas de forma equivoca y hombres con un fuerte complejo de inferioridad que los obliga a actuar como bestias para demostrar algo que ya es natural en ellos, ser hombres, la hombría sin embargo está mal interpretada en la sociedad nacional que está todavía sometida a la cultura machista, en no asignar tareas domesticas a los niños en las casas, que barran, que cocinen si pueden, en el simple hecho de que un hombre haga este tipo de cosas, vence un poco esa enfermedad social llamada MACHISMO, es consecuente notar que las víctimas son fragilizadas por que llegan a sentirse culpables del maltrato que reciben, las mujeres a menudo si no es siempre exponen a los hijos a sufrir los abusos por carecer del carácter para dejar a los esposos o compañeros de vida que abusan de ellos.

Este escrito deja claras las características de un abusador, vicioso, drogadicto, obsesivo, ladrón asesino, compañías ilícitas, victimario, Machista, muy respetuoso de su madre, creció en un hogar consentidor, y las victimas, culpabilizadas, con baja autoestima, creen en los argumentos del abusador y aunque ya se hayan ido regresan a su antigua vida, toman el maltrato en todas sus formas como normal, se niegan a denunciar, están bajo amenazas, este clima contrastante permite el continuo daño de la persona, y sus allegados, en éste caso, es el perfil de una persona de origen pobre, su rudeza deriva de su mala educación familiar y la escasa o nula formación académica, pero es de saber que también puede darse en las condiciones contrarias.

El final del libro propicia un ambiente de esperanza, de libertad y de opciones, aún viviendo como rehén de sus circunstancias, y sufriendo tanto, Tirsa se atreve a vivir y a mirar de frente a la vida.