Características y propiedades de las soluciones.

Conoce qué es una solución, qué tipos de ellas existen, cuáles son sus propiedades y en qué grado de concentración se pueden hallar.


Sabemos que los átomos se unen entre sí para dar compuestos químicos lo hacen en proporciones numéricas fijas. Una vez que los átomos interactúan entre sí para formar moléculas, estas pueden ahora mezclarse lográndose dispersar unas en otras en proporciones que pueden ser variables. Cuando se realizan estas mezclas, de dos o más integrantes, el que interviene en mayor proporción se llama medio dispersante o dispersivo y aquel  que interactúa en menor proporción se conoce como disperso.

Soluciones

Vamos a referirnos a las soluciones como “mezcla homogénea de dos o más sustancias entre las que existe interposición molecular”  estas soluciones pueden existir en fase sólida, líquida o gaseosa.

Ejemplos:

  • Soluciones solidas: aleación de Cobre con Zinc para origen al latón, Baterías de litio usado en la tecnología para almacenamiento de memoria, etc.
  • Soluciones líquidas: se pueden mencionar interacciones donde el soluto y el solvente se encuentran en los tres estados físicos, es el caso de una mezcla de agua (solvente) con sal  (soluto), alcohol en agua, etc.
  • Soluciones gaseosas: se puede mencionar el aire, donde existen mezclas  de oxígeno en nitrógeno, carbono en oxígeno, etc.

Propiedades de las soluciones

Pueden corresponder al soluto (presión osmótica, presión de vapor, conducción eléctrica, etc.), ser correspondiente del disolvente (descenso en el punto de congelación, punto de ebullición, etc.) o de la solución.
En este caso para cada disolvente y soluto mezclado entre sí corresponde una propiedad física que es la solubilidad,  que es: “la cantidad de soluto que a una temperatura dada se disuelve una determinada cantidad de disolvente”. Y es específica de cada compuesto, así por ejemplo, la solubilidad del nitrato de sodio es de 80 g de sal por cada 100 g de agua en una temperatura de 10°C.
Otro ejemplo es la mezcla de agua y alcohol, en este caso la solubilidad es ilimitada. La solubilidad de cada compuesto para cada disolvente depende exclusivamente de la temperatura, salvo cierto casos, que al aumentar la temperatura se hace mayor la cantidad de soluto que puede disolverse.

Cuando una solución contiene la cantidad de soluto que corresponde a su solubilidad se dice que es saturada. En condiciones que contenga una mayor cantidad de soluto que la que corresponde a su solubilidad se le llama sobresaturada. Y aquellas soluciones que contienen una concentración menor que la que corresponde su solubilidad se conocen como insaturadas.

Concentración de Soluciones

Una de las formas de medir las relaciones que pueden establecerse entre la cantidad de sustancia disuelta y la cantidad de disolvente, se las conoce con el término general de concentración y se expresa de la siguiente forma:

 Concentración = Cantidad de soluto/Cantidad de solución

La concentración puede expresarse en gramos, moles o equivalentes-gramos.

Una propiedad física importante de mencionar es la conducción eléctrica que tienen ciertas soluciones, esto es permitir el paso de la corriente eléctrica dentro del medio y es una propiedad característica del soluto. Estas soluciones se clasifican en electrolitos, que es el soluto que se disuelve en el disolvente teniendo la capacidad de conducir la electricidad generando iones en el medio. Estos pueden ser electrolitos fuertes que son solutos que se disuelven completamente y los electrolitos débiles que se disocian parcialmente. Las soluciones que no conducen la corriente eléctrica, ya que no genera iones en solución, se les denomina  no electrolito.